Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 06/01/2009

El hijo de John Travolta falleció de un "ataque"

LOS ANGELES, 6 Ene. (OTR/PRESS) -

   Jett Travolta, el hijo de 16 años del actor John Travolta y la actriz Kelly Preston, no falleció debido a un golpe en la cabeza en la bañera, tal y como se especuló en un primer momento, sino de un "ataque". Así lo ha revelado la autopsia practicada en las Islas Bahamas, donde se encontraba la familia del joven cuando le sobrevino la muerte y donde los padres de Jett organizaron el velatorio. Al parecer, el hijo de Travolta tenía un largo historial de ataques y recientemente se le había suspendido la medicación ante el peligro de efectos secundarios adversos.

   Con tan sólo 16 años, Jett Travolta falleció a finales de la semana pasada en su residencia familiar en el Old Bahama Bay Hotel, en las islas Bahamas, donde disfrutaba con su familia de unas vacaciones. Al parecer, el joven, que padecía de una rara enfermedad conocida como 'Síndrome de Kawasaki', sufrió un ataque y se desmayó en la bañera de su casa. Aunque una de las empleadas del hogar de la familia encontró al joven y fue trasladado de inmediato al hospital de Freeport, el joven falleció antes de ingresar en el centro médico, siendo infructuosos los intentos por reanimarlo.

   John Travolta y Kelly Preston se encontraban especialmente molestos por las informaciones que habían surgido en torno a la muerte de su hijo, especialmente por aquellas que apuntaban que el joven de 16 años habría pasado hasta 10 horas solo en su casa de las Islas Bahamas. Los padres querían que la autopsia se practicara cuanto antes para poder llevarse el cuerpo a su hogar de Florida, algo que tenía previsto hacer el propio John Travolta en su avión personal hoy mismo. Los resultados de la autopsia no se harán públicos, dado que, como explicó el comisario de Policía Reginald Fergurson no hay ningún tipo de indicio criminal.

   En cualquier caso, según informaciones de la revista 'People' recogidas por otr/press, el joven Jett Travolta falleció de un "ataque" y no como consecuencia del golpe en la cabeza que sufrió cuando se desmayó en la bañera, tal y como apuntaban las primeras informaciones sobre su muerte. Los abogados de la familia, Michael Ossi y Michael McDermott, explicaron que Jett sufría desde hace tiempo de graves y frecuentes ataques que le provocan pérdidas de conciencia y que la medicación que tomaba había sido suspendida por la preocupación de los padres por los efectos secundarios que ésta podía provocar en su hijo.

HORAS DE DOLOR

   "Jett era el hijo más maravilloso que unos padres podrían desear, y enriqueció las vidas de todas las personas con quienes se encontró. Tenemos el corazón roto por que el tiempo que compartimos con él fuera tan corto. Conservaremos el tiempo que compartimos con él por el resto de nuestras vidas", escribieron John Travolta y Kelly Preston en la página web del actor (www.travolta.com) en la que también agradecieron las muestras de dolor y solidaridad que les han llegado en estos trágicos días. "Significa mucho para nosotros", rezaba el breve comunicado de los padres de Jett, que también tienen otra hija de 8 años de edad, Ella.

   Obie Wilchombe, político en las Islas Bahamas y amigo de la familia desveló, por su parte, que John Travolta y Kelly Preston no se separaron ni un momento del cuerpo de Jett durante el tiempo que éste pasó en la morgue. "John y Kelly miraban a Jett a través de un cristal y las palabras de John fueron: 'Ese es mi hijo'. Estaban separados únicamente por un cristal y permanecieron ahí durante horas. John estaba callado y con mucho dolor. Esto ha sido el principio de lo que sólo puede ser descrito como el peor día de su vida", explicó Wilchombe.

Cargando el vídeo....

Mercedes-Benz Madrid Fashion Week