Lorena Bernal, ilusionada con el embarazo de su segundo hijo

Lorena Bernal
EUROPA PRESS
Actualizado 29/02/2012 20:48:31 CET

MADRID, 29 Feb. (OTR/PRESS - Ana Isabel Jerónimo) -

Con una inmensa sonrisa, Lorena Bernal ha anunciado que está embarazada de cuatro meses de su segundo hijo. La modelo y su marido, el centrocampista del Arsenal Mikel Arteta, están muy ilusionados con la llegada del pequeño después de haber sido padres de Gabriel, que en junio cumplirá tres años.

La pareja ha anunciado la feliz noticia al abrir por primera vez a la revista '¡Hola!' las puertas de su nueva residencia en el Norte de Londres, ubicada a veinte minutos del centro y donde han estrenado nueva vida después de su estancia en Liverpool.

La ex 'Miss España' no ha querido revelar antes la noticia después de lo que le sucedió hace ocho meses, cuando perdió de forma natural un bebé a los dos meses. "No he querido contarlo hasta estar segura de que todo iba bien", afirma a la citada revista.

El aborto que sufrió en su día fue "un momento duro y una mala experiencia", si bien la también actriz admite que "es más normal y natural" de lo que uno puede pensar. Ahora, la diferencia que nota con su primer embarazo es que los síntomas van más rápido. "Me ha salido la tripita antes", sonríe.

Por el momento, Lorena desconoce el sexo del bebé y, aunque le da igual si es niño o niña, no pensará en nombres hasta que no lo sepa. Sin embargo, si finalmente es niño, la modelo no duda en "leer libros de cómo hacer una niña", ya que le apetecería aumentar la familia. Y si por su marido fuera, tendrían una "familia supernumerosa".

Lo que sí tiene claro es que el pequeño nacerá en España, aunque todavía no saben en qué ciudad. Su llegada también está siendo muy esperada por su hijo Gabriel, que está "como loco" y "feliz" por que nazca su hermano. Su madre le describe como un "ángel" y añade que es obediente, bueno, comprensivo, nada caprichoso, pero "un poco bicho".

Tras casi nueve años fuera de España, por ahora Lorena no echa de menos su tierra. No obstante, después de una tranquila etapa en Liverpool, reconoce que al principio les costó asentarse en Londres porque no encontraban una casa a su gusto.

Una vez instala en la capital inglesa, la guapa modelo decidió dejar a un lado su carrera profesional y dedicarse a vivir y a criar a sus hijos. "Cuando tenga este bebé quizás me anime", pronostica, a la vez que señala el buen momento que está viviendo con su marido, con el que acaba de celebrar nueve años juntos.

Y es que para Lorena, "la familia y el amor es lo más importante", más que el trabajo. Por eso esta fase en Londres se la ha querido tomar como una "pausa" para retomar su actividad laboral "en cuanto pueda". "Volvería a hacerlo mil veces igual", asegura.