Liam Hemsworth no asistió a los polémicos VMAs awards para no tener que ver el baile hipersexualizado de Miley Cyrus

La escandalosa actuación de Miley Cyrus afecta a su relación
Foto: TWITTER 

MADRID, 29 Ago. (CHANCE) -

   Miley y la polémica, la polémica y Miley, dúo estrella este año de los tabloides. El radical cambio de la cantante ha estremecido a la par que entusiasmado a muchos seguidores, mientras que a otros ha horrorizado.

   Gran amante de su cuerpo, a Miley le gusta enseñarlo todo lo posible, especialmente en su último videoclip "We can't stop", dónde hace el baile tan de moda twerking (que consiste básicamente en menear el pompis muy escádalosamente). Para poner la guinda a su imagen de joven revolucionada "after Disney", la terrorífica secuela que ha aparecido después de su abandono del look aniñado, protagonizó un baile de lo más llamativo en los MTV VMAs awards.

   En la primera parte seguía en su línea del videoclip haciendo twerking y sacando la lengua en lo máximo posible (con palmeos en el de sus bailarinas incluidos).

   A continuación empezaba un dúo con Robin Thicke, en el que se arrancaría la ropa quedando en una especie de biquini color carne mientras utilizaba un guante de forma muy sugestiva, colocándoselo como si de su propio miembro se tratase y al final comenzó a hacer twerking contra la entrepierna del cantante, frotándose mientras sacaba la lengua y gritaba. Todo un numerito que ha levantado una oleada de críticas.

   ¿Y por qué no estaba ahí el prometido de Miley? Pues por la razón más obvia posible como han expresado fuentes cercanas a Hollywood Life: él actor no quería estar presente en ese momento, y la misma Miley Cyus tampoco quería contar con la mirada de su novio. Ambos sabían que iba a ser muy incómodo para el actor, y que no era una buena idea.

   Pero la cosa no quedó tan solo así: las mismas fuentes afirman que la pareja discutió el mismo día por el baile que iba a tener lugar; una discusión que enervó de tal manera a la cantante que llegó a la actuación hecha una fiera y con más ganas de provocar que nunca, por lo que el baile resultó incluso más provocativo de lo que había planeado.

   Robin Thicke ya ha expresado su arrepentimiento por haber participado en ese dúo, pero más que por preocupación por la imagen que provocaba a los millones de niños que vieron la actuación, porque cree que la ex niña Diseny le robó todo el protagonismo. Él pensaba que iba a ser su momento, pero nada más lejos de la realidad.

   La propia madre del cantante de 36 años ha expresado su indignación con el baile de su hijo y Miley: "ni me imagino lo que deben estar pensando los padres del baile de su hija".

   Y por si fuera poco, los padres de Liam Hemsworth también se hallan indignados; son muy conservadores, y no les gusta esa actitud. Sin embargo Miley hace oídos sordos a todas las críticas y se muestra muy satisfecha de si misma por las redes sociales: "Mi presentación ha generado 306.000 tuits por minuto. Esto es más que un apagón o el Superbowl" decía por twitter.

   Además retuiteó un comentario de la revista Rolling Stone en la que la llamaban la estrella de la noche, y subió varias fotos de ella vestida de forma muy sexy. Para comprender porqué causa tanto revuelo esta actuación cuando hay tantos videos provocadores de famosos hay que tener en cuenta que los premios VMA que se centran en videos musicales está aprobado para mayores de 14 años, aunque muchos niños lo ven igualmente.

   Los padres están preocupados por la imagen que está vendiendo Miley, y quieren tener en cuenta que al tratarse de una ex niña Disney su publico sigue siendo infantil y afecta más a los niños que lo que otras estrellas podrían.

   ¿A ti te parece que es para tanto? Aquí os dejamos el video para que juzguéis vosotros: