Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 01/07/2010

Las plagas que pueden afectar a tus plantas

Mantener tus plantas sanas es más complicado de lo que parece, ya que hay multitud de plagas que pueden afectar, pudiendo llegar incluso a matarlas. Para evitar este peligro, tienes que observarlas, y al menor síntoma de enfermedad actuar con energía para cortar la plaga lo antes posible. Para que puedas detectar estas enfermedades, a continuación te vamos a detallar los primeros síntomas de las plagas más comunes que pueden afectar a tus macetas.

Las moscas

Las moscas comunes no suelen afectar demasiado a las plantas, pero hay una serie de variedades que son mortíferas para muchas especies. Por ejemplo, los cítricos se suelen ver afectados por la mosca blanca. Es una mosca muy pequeña que se oculta bajo las hojas de los cítricos como los naranjos, los limoneros o los mandarinos. Este insecto emite una secreción azucarada blanca de aspecto similar al algodón. Generalmente se encuentra asociada con la fumagina, también llamada hongo negro.

Pero otra variedad de la mosca blanca afecta a los invernaderos. Son muy parecidas a las que afectan a los cítricos. Se detectan porque al mover las hojas aparecen muchas moscas de un tamaño mínimo, unos dos o tres milímetros y que no forman tanto algodón bajo las hojas. Es una plaga más resistente a los insecticidas que la anterior, por lo que habrá que tratarla con celeridad y con los productos adecuados. Si detectas esta enfermedad en tus plantas, lo mejor es que acudas a un vivero para que ellos te aconsejen cuál es el producto más eficaz para el tipo de mosca que está perjudicando tu planta.

Insectos Masticadores

Dentro de los insectos masticadores hay varias especies a tener en cuenta. Por un lado te puedes encontrar con los gusanos masticadores del suelo. Se trata de larvas de mariposas y escarabajos que se alimentan de raíces y tallos de árboles, arbustos y prados.

Pero también hay otros masticadores que debes controlar como son los pilmes, las chapes, las langostas, los pololos, los gusanos alambre, los burritos y los escolitos. Para cada uno de ellos necesitarás un insecticida específico, por lo que debes acudir a tu vivero para que te informen qué insecto es el que está atacando tu planta.

Otras Plagas

De todas formas, hay numerosas plagas que pueden afectar a tus plantas favoritas, como son las babosas y los caracoles. Éstos son moluscos que se presentan en jardines húmedos o en los sectores sombríos de los mismos. Se detectan porque se alimentan de las hojas, los tallos y los frutos.

También hay otras plagas que aunque no les prestamos atención, pueden ser bastante perjudiciales para nuestro jardín, como las avistas, las baratas, los zancudos, las pulgas, o las garrapatas. Todos ellos transmiten enfermedades y provocan diversas molestias no sólo a las plantas, sino también a los humanos y a los animales.

Más enfermedades

Además de todas estas plagas e insectos, hay otras enfermedades que debes conocer. Así, puedes encontrar en tu césped hongos. Comienzan como pequeñas manchas amarillas que crecen y que luego se van poniendo color café, pegándose el césped al suelo. Tienen los bordes poco nítidos, a diferencia de los orines de perros.

También puedes encontrar manchas foliares. Se trata de manchas oscuras, de color gris o café, que se van expandiendo con rapidez secando a su paso hojas y flores. Son producidas por varios hongos, entre los que destaca el botrytis sp.

Una de las enfermedades más comunes que pueden atacar a tus plantas es el oidio. Es un polvillo blanquecino que cubre tanto las hojas, como los tallos tiernos o los botones florales. Poco a poco deforma los tejidos, obstaculizando la fotosíntesis, por lo que el crecimiento se detiene provocando la muerte de la planta.

La fumagina se presenta como si fuese una capa de ceniza o de carboncillo negro que cubre las hojas y los tallos. Se encuentra siempre asociado con los insectos chupadores como los pulgones, las moscas blancas, las conchuetas o los chanchitos blancos de cuyas secreciones se nutre la fumagina.

Pero si tu planta tiene puntos con polvos rojizos y orillas amarillentas puedes estar sufriendo un ataque de Roya o Polvillo y Septoria. Se ubican principalmente en el revés de las hojas de las plantas, y es frecuente encontrarlas en prados y rosales.

Por último, tus plantas se pueden ver afectadas por la caída de plántulas o dumping off. Es la muerte o decaimiento de las plantas provocado por un conjunto de hongos que causan una pudrición a nivel del suelo. Se produce en suelos con mal drenaje o exceso de agua.

Cargando el vídeo....