Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 05/04/2011

Posición geográfica privilegiada

La riqueza cultural, histórica y turística de México

MÉXICO DF, 5 Abr. (EUROPA PRESS - Diego García) -

   México cuenta con una riqueza cultural, histórica y turística difícilmente superada por otros países. Tiene una posición geográfica privilegiada y dispone de una excelente infraestructura hotelera y de servicios. La variedad y calidad de los servicios con que cuentan sus hoteles, hacen del país uno de los mejores destinos turísticos del mundo.

   Del Pacífico al Caribe, del desierto a la selva tropical, del altiplano a los volcanes nevados, México ofrece en su increíble variedad de luz, de color y de paisajes, una profunda unidad como nación que se adapta al progreso conservando con orgullosa dignidad, las raíces de sus ancestrales culturas.

   La riqueza de las playas de México es sobradamente conocida. Playas paradisíacas que bordean toda la costa de México, como Cancún, Los Cabos, Bahías de Huatulco, Acapulco, Puerto Vallarta, Cozumel o las playas de la Riviera Maya, ofrecen al viajero la posibilidad de practicar todo tipo de deportes acuáticos como: pesca, buceo, vela, wind surfing, esquí acuático y muchos otros más. Los complejos turísticos son de primera calidad, y en ellos el viajero se siente como en un paraíso donde hacer realidad todos sus sueños.

   Además de sus playas, otro de los atractivos turísticos de México es el conjunto de ciudades coloniales del interior, que permiten al viajero conocer el pasado histórico de este país. El Distrito Federal, Querétaro, San Miguel de Allende, Guanajuato, San Luis Potosí, Zacatecas: son ciudades que engloban el verdadero carácter de México y que constituyen un auténtico vestigio de su historia económica, artística y cultural.

   Estados como Aguascalientes, Michoacán, Puebla, Oaxaca y Centro Histórico de la Ciudad de México, son los protagonistas de lo que fue la Nueva España durante tres siglos de presencia española en el país.

   Conjuntamente con los tesoros coloniales y con la riqueza de sus playas, México cuenta con un importante patrimonio arqueológico como reclamo turístico internacional. En total, 174 zonas arqueológicas abiertas al público y 37.590 sitios arqueológicos registrados.

   Es de admirar la magnificencia de las culturas Azteca y Zapoteca. La cultura Olmeca está considerada como la cultura madre por ser la más antigua de América Central y la cultura Maya es una de las culturas indígenas americanas más desarrolladas de la Historia.

   En definitiva, son fragmentos de un pasado que adquieren vida en los múltiples sitios arqueológicos. Actualmente, México cuenta con 29 lugares considerados Patrimonio de la Humanidad y Naturales inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial. De este modo, el país está en primer lugar en América Latina y en el tercer lugar mundialmente.

   Desde el punto de vista paisajístico, el país tiene 164 Áreas Naturales Protegidas, lugares con inigualables paisajes, extensas costas, selvas, lagunas, cuevas, ríos, sierras... en las que viven cientos de especies de flora y fauna.

   Sus grandes recursos naturales y biodiversidad han hecho que México sea un destino idóneo para el turismo de naturaleza, un segmento que en las dos últimas décadas ha experimentado un crecimiento espectacular en todo el mundo.

LAS SEIS REGIONES MÁS TURÍSTICAS

   Norte de México, vibrantes paisajes del desierto

Dilatadas planicies atravesadas por dos cordilleras, la Sierra Madre Occidental y la Sierra Madre Oriental y en medio de ellas el gran Desierto Chihuahuense, son los signos distintivos de la geografía de este territorio.

   Habitado desde tiempo inmemorial por cazadores y recolectores, los Tarahumaras en Chihuahua, los Yaquis en Sonora y los Huicholes en Zacatecas, el Norte de México ha llamado la atención de misioneros y viajeros desde el siglo XVI a la fecha.

   La arquitectura y la cerámica de la cultura de Paquimé sorprenden por su originalidad y calidad. Para constatarlo basta una visita a la zona arqueológica de Paquimé y al museo que ahí se encuentra.

   Otros lugares que distinguen a la región norte son la Reserva de la Biosfera de El Pinacate, las Barrancas del Cobre, famosas por sus grandes cascadas y microclimas, la sierra de Durango, la Reserva Natural de Cuatrociénegas en Coahuila, los pueblos mineros y agrícolas en el sur de Chihuahua, la ciudad de Álamos en Sonora, el fértil Valle del fuerte en Sinaloa y la ciudad de Zacatecas.

   Otro sitio que vale destacar es Monterrey, en Nuevo León, que es hoy una ciudad pujante y moderna y que define lo que es la cultura del norte.

   Centro de México, mosaico del esplendor colonial

Un acercamiento a la porción central de México nos permite constatar la riqueza de un territorio que se extiende desde la Sierra Madre del Sur hasta el límite norte del altiplano en las huastecas, en el que existe una gran diversidad de climas y paisajes en función de la altura, la posición geográfica y la precipitación pluvial.

   Escenario principal del México prehispánico, ya que en el corazón de esta región tuvo su asiento principal el imperio mexica, fue precisamente aquí donde se libraron las batallas más importantes entre las tropas de los conquistadores y los pueblos indígenas.

   Además, durante el siglo XVI tuvo lugar el más importante esfuerzo evangelizador, que no sólo cambiaría la fe, sino que construyó sobre los vestigios del pasado las ciudades y pueblos que integran la nueva geografía.

   El desarrollo de la agricultura y la minería propició el crecimiento urbano, convirtiendo a esta región en una de las más ricas en arte y arquitectura colonial de México.

   Golfo y Sur de México, exuberante vegetación y selvas mágicas

Una característica especial de esta franja costera del golfo de México que forman Tabasco y Veracruz, es la fertilidad de sus suelos, que todavía dejan ver muestras de lo que fueron selvas intrincadas y parajes siempre verdes.

   No menos interesante es que ahí tuvieron su asiento grandes civilizaciones, como la Olmeca en la región costera y la Maya en la accidentada geografía de Chiapas, además de culturas tan importantes como las de los huastecos y totonacas en Veracruz.

   Escenario relevante en la historia de México y puerta de entrada del conquistador Hernán Cortés, la costa del golfo sobrevive a muchas contiendas y hoy vive un gran desarrollo gracias a la existencia de un destacado centro industrial y, desde luego, como productor número uno de petróleo en México.

   El paisaje y el colorido, los grupos étnicos, las fiestas, las tradiciones y la comida, entre otros elementos, forman un mosaico difícil de describir. Para el que lo visite será sorprendente ver en ese mismo territorio verdes montañas, el Pico de Orizaba, a 5.754 metros, la cumbre más alta de México y las tierras bajas de Veracruz, Tabasco y Chiapas, donde la temperatura obliga el uso de ropa ligera.

Cargando el vídeo....



CHANCE IMÁGENES