Destacamos

La segunda jornada de Cibeles cierra con el desfile de Miguel Palacio

Actualizado 19/09/2007 16:48:20 CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Para la primavera-verano de 2008 Miguel Palacio oculta la silueta de la mujer en regias formas a través de vestidos extensos y precisos, que provocan la necesidad de descubrirlos y ver lo que esconden. Las prendas resultan delicadas y rotundas a la vez.

Los abombados juegan a enmascarar el cuerpo. Predominan las formas cuadradas, las medias mangas y los escotes que sólo dejan ver la clavícula, mientras que las faldas y los shorts se reducen a lo mínimo mostrando sin pudor las piernas. Los pantalones largos se amplían y abomban.

La férrea arquitectura que Miguel palacio ha creado para esta temporada se sostiene en enormes lazos de distintos tejidos al cuello o al cintura, en bastos nudos, botones y broches. Por su parte, los vestidos caen en líneas sueltas y vaporosas, como resultado de múltiples pliegues y superposiciones de gasas.

En la paleta de colores los pastel son los protagonistas. A ellos se les une una gran variedad de tonos tierras, marrones, rosas junto al negro y el rojo rotundo. El dorado y el cobalto ponen el acento de distinción en algunos accesorios y minifaldas, forrando la silueta de la mujer y decorándola.

Ayer sobre la pasarela Cibeles también presentaron sus creaciones los diseñadores Devota & Lomba, Roberto Torreta, Ailanto, Javier Larrainzar y Elio Berhanyer.

Cargando el vídeo....






Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Aceptar