Agujeros negros pueden vagar por la Vía Láctea, pero no hay peligro

Recreación de agujero negro
YALE UNIVERSITY /YOUTUBE
Actualizado 24/04/2018 19:03:08 CET

   MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Las galaxias con una masa similar a la Vía Láctea deberían albergar varios agujeros negros supermasivos (SMBH), según una nueva simulación cosmológica de vanguardia.

   Esta herramienta, denominada Romulus, predice la dinámica de los SMBH dentro de las galaxias con mayor precisión que los programas de simulación anteriores y, afortunadamente para nosotros, es extremadamente improbable que se acerque al sistema solar.

   Los astrónomos están empezando a comprender qué sucede cuando los agujeros negros vagan por la Vía Láctea, algo que a mundo ocurre como resultado de fusiones entre galaxias en un universo en expansión.

   Típicamente, existe SMBH en el núcleo de una galaxia masiva. Pero, a veces, los SMBH pueden "vagar" a través de su galaxia anfitriona, permaneciendo lejos del centro en regiones como el halo estelar, un área casi esférica de estrellas y gas que rodea la sección principal de la galaxia.

   Es el caso cuando una galaxia más pequeña se unirá a una galaxia principal más grande, depositando su propia SMBH central en una amplia órbita dentro del nuevo huésped.

EXTREMADAMENTE IMPROBABLE

   Investigadores de Yale, la Universidad de Washington, el Instituto de Astrofísica de París y el University College London han utilizado Romulus para predecir que las galaxias con una masa similar a la Vía Láctea deberían albergar varios agujeros negros supermasivos.

   "Es extremadamente improbable que cualquier agujero negro supermasivo errante se acerque lo suficiente a nuestro Sol como para tener un impacto en nuestro sistema solar", dijo en un comunicado el autor principal Michael Tremmel, becario postdoctoral en el Centro de Astronomía y Astrofísica de Yale.

   "Estimamos que un acercamiento cercano de uno de estos vagabundos que puede afectar a nuestro sistema solar debería ocurrir cada 100 mil millones de años más o menos, o casi 10 veces la edad del universo".

   Tremmel dijo que debido a que se predice que las SMBH errantes están lejos del centro de las galaxias y fuera de los discos galácticos, es poco probable que acumulen más gas, haciéndolos efectivamente invisibles. "Actualmente estamos trabajando para cuantificar mejor cómo podríamos inferir su presencia indirectamente", dijo Tremmel.

   El estudio se publica en Astrophysical Journal Letters.