Una corona silenciosa rige la radiación UV extrema del ciclo solar

 

Una corona silenciosa rige la radiación UV extrema del ciclo solar

Cambios en el ciclo solar
MORGAN ET AL. SCI. ADV. 2017;3: E1602056
Actualizado 17/07/2017 15:02:37 CET

   MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de la Universidad de Aberystwyth ha utilizado datos del Observatorio de Dinámica Solar de la NASA para aprender más sobre cómo la corona del Sol se comporta durante su ciclo de 11 años.

   Huw Morgan y Youra Taroyan describen los atributos del Sol que observaron con el tiempo y lo que descubrieron sobre la "corona silenciosa" y su posible impacto sobre nosotros aquí en la Tierra.

   Como señalan los investigadores, la mayoría de las investigaciones realizadas hasta la fecha con respecto a la corona del Sol han cubierto conjuntos de datos relativamente pequeños, lo que proporciona una visión limitada de lo que ocurre con el Sol durante períodos más largos de tiempo, durante todo el ciclo coronal. Pero ahora, gracias al Observatorio de Dinámica Solar de la NASA, se han podido ver datos que cubrían el tiempo entre 2010 y 2017, lo que cubre gran parte de un ciclo.

   Los científicos han sabido por algún tiempo que la corona experimenta ciclos solares de aproximadamente 11 años, y la actividad de llamaradas solares crece y refluye a lo largo de un solo ciclo. Pero hasta ahora, no ha habido manera de medir lo que ocurre en el curso de un solo ciclo para explicar los cambios que se producen.

   En sus análisis de los datos, publicado en Science Advances, los investigadores se centraron en lo que los científicos llaman la corona silenciosa: la parte de la corona que permanece relativamente tranquila, mientras que las manchas solares están ocurriendo en otras áreas. Es un área poco investigada, señalan los investigadores, debido a las zonas de manchas solares más atractivas.

   También examinaron la radiación ultravioleta extrema (EUV) emitida por diferentes regiones coronales. Informan que encontraron que a lo largo de todo un ciclo, la corona silenciosa dominó las emisiones de EUV y que las regiones más activas demostraron una mayor variabilidad. Pero también encontraron que las principales mediciones de emisiones tanto de la corona silenciosa como aquellas regiones que eran más activas fue lo que describieron como "notablemente constante".

   A su juicio, estos hallazgos demuestran que el monitoreo de las manchas solares no es un medio adecuado para predecir la irradiancia EUV y que más mediciones y estudio son necesarios para comprender mejor los factores en juego.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies