Débiles campos magnéticos desafían los modelos de agujeros negros

Contador
380595.1.644.368.20180119102723
Vídeo de la noticia
Actualizado 19/01/2018 15:18:19 CET

   MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El descubrimiento de que los campos magnéticos en los agujeros negros son mucho más débiles de lo que se entendía anteriormente, ha cuestionado los modelos previos sobre estas estructuras cósmicas.

   Astrónomos de las universidades de Florida y de Texas en San Antonio observaron el campo magnético de un agujero negro dentro de nuestra propia galaxia desde múltiples longitudes de onda por primera vez. Los resultados, que fueron un esfuerzo colectivo entre varios investigadores, son profundamente esclarecedores sobre algunos de los objetos más misteriosos del espacio y desafían los modelos vigentes.

   Un agujero negro es un lugar en el espacio donde la gravedad tira tan fuertemente que incluso la luz no puede escapar de su alcance. Los agujeros negros generalmente se forman cuando una estrella masiva explota y el núcleo remanente colapsa bajo la fuerza de la gravedad intensa.

   El agujero negro objeto del nuevo estudio, que se publicó recientemente en Science, contiene aproximadamente 10 veces la masa de nuestro propio sol y se conoce como V404 Cygni.

   "La Tierra, como muchos planetas y estrellas, tiene un campo magnético que brota del Polo Norte, rodea el planeta y regresa al Polo Sur. Existe porque la Tierra tiene un núcleo rico en hierro líquido y caliente", dijo en un comunicado Chris Packham, profesor de Física y Astronomía en la Universidad de Texas en San Antonio, y couator de la investigación.

   "Ese flujo crea corrientes eléctricas que crean un campo magnético. Un agujero negro tiene un campo magnético, ya que fue creado a partir del remanente de una estrella después de la explosión", añade.

   A medida que la materia se descompone en torno a un agujero negro, el campo magnético lanza los chorros de electrones desde cualquier polo del agujero negro a casi la velocidad de la luz. Los astrónomos han estado desconcertados por estos chorros.

   Estas observaciones nuevas y únicas de los chorros y las estimaciones del campo magnético de V404 Cygni implicaron el estudio del cuerpo en varias longitudes de onda diferentes. Estas pruebas permitieron al grupo obtener una comprensión mucho más clara de la fuerza de su campo magnético. Descubrieron que los campos magnéticos son mucho más débiles de lo que se entendía anteriormente, un hallazgo desconcertante que cuestiona modelos previos de componentes de agujeros negros. La investigación muestra una profunda necesidad de continuar estudios en algunas de las entidades más misteriosas del espacio.

   "Necesitamos comprender los agujeros negros en general", dijo Packham. "Si volvemos al punto más antiguo de nuestro universo, justo después del Big Bang, parece que siempre ha habido una fuerte correlación entre los agujeros negros y las galaxias. Parece que el nacimiento y la evolución de los agujeros negros y las galaxias, nuestra isla cósmica, están íntimamente vinculados. Nuestros resultados son sorprendentes y aún estamos tratando de descifrarlos ".