Se detectan ecos de radio de un agujero negro que devora una estrella

Impresión de agujero negro cuando se está alimentando
ESO/L. CALÇADA
Actualizado 19/03/2018 14:01:08 CET

   MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Astrónomos han detectado señales de radio de un raro evento de 2014 que coinciden muy estrechamente con las emisiones de rayos X producidas por la misma llamarada 13 días antes.

Esencialmente, la nueva observación sugiere que un agujero negro emite un chorro de energía proporcional a la materia estelar que está devorando.

   El 11 de noviembre de 2014, una red global de telescopios recogió señales de 300 millones de años luz que fueron creadas por un destello de disrupción mareomotriz, una explosión de energía electromagnética que ocurre cuando un agujero negro desgarra una estrella que pasa. Desde este descubrimiento, los astrónomos han usado otros telescopios en este evento muy raro para aprender más sobre cómo los agujeros negros devoran la materia y regulan el crecimiento de las galaxias.

   Los autores de la nueva investigación, del MIT y la Universidad Johns Hopkins, creen que estos "ecos" de radio, que son más del 90 por ciento similares a las emisiones de rayos X del evento, son más que una coincidencia. En cambio, parecen ser evidencia de un chorro gigante de partículas altamente energéticas que salen del agujero negro a medida que el material estelar cae.

   Dheeraj Pasham, postdoctorado en el Instituto Kavli para Astrofísica e Investigación Espacial del MIT, dice que los patrones muy similares sugieren que el poder del chorro que sale del agujero negro está controlado de alguna manera por la velocidad a la que el agujero negro se está alimentando de la estrella borrada .

   "Esto nos dice que la tasa de alimentación del agujero negro está controlando la fuerza del chorro que produce", dice Pasham en un comunicado. "Un agujero negro bien alimentado produce un chorro fuerte, mientras que un agujero negro desnutrido produce un chorro débil o ningún chorro en absoluto. Esta es la primera vez que hemos visto un chorro que está controlado por un agujero negro supermasivo alimentándose".

   Pasham dice que los científicos han sospechado que los chorros de agujeros negros son impulsados por su tasa de acreción, pero nunca han podido observar esta relación a partir de un solo evento.

   "Puedes hacer esto solo con estos eventos especiales en los que el agujero negro está sentado sin hacer nada y, de repente, aparece una estrella que le da una gran cantidad de combustible para alimentarse", dice Pasham. "Esa es la oportunidad perfecta para estudiar tales cosas desde cero, esencialmente".

   Pasham y su colaborador, Sjoert van Velzen, de la Universidad Johns Hopkins, informan sus resultados en un artículo publicado esta semana en el Astrophysical Journal.