Una fuerza oculta empuja al exoplaneta GJ436b

Regata estelar alrededor de  GJ436
DENIS BAJRAM/CREATIVE COMMONS
Actualizado 18/12/2017 18:14:05 CET

   MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El exoplaneta GJ436b ha llamado la atención de los científicos: mientras se evapora como un cometa sigue una órbita elíptica muy especial sobre los polos de su estrella.

   En la imaginación colectiva, los planetas de un sistema solar giran alrededor de su estrella, en el mismo plano que es también el plano ecuatorial de la estrella. La estrella también gira y su eje de giro se alinea con los ejes de giro de las órbitas planetarias, dando la impresión de un sistema bien ordenado. Pero la naturaleza es caprichosa, como ha descubierto un equipo internacional dirigido por científicos de la Universidad de Ginebra (UNIGE): detectaron un sistema planetario volcado, según informan en un artículo publicado en la revista 'Nature'.

   GJ436 es una estrella que ya ha hecho correr mucha tinta, ya que alberga un planeta llamado el planeta peludo que se evapora como un cometa. En este estudio, los investigadores de UNIGE mostraron que, además de su enorme nube de gas, el planeta GJ436b también tiene una órbita muy especial. Es "polar": en lugar de girar en el plano ecuatorial de la estrella, el planeta pasa casi por encima de los polos estelares. El motivo puede estar en un compañero 'oculto' aún por descubrir.

   La inclinación orbital de este planeta tan grande como cuatro veces la Tierra es la última pieza de un rompecabezas que ha desconcertado a los astrónomos durante diez años: a diferencia de los planetas del sistema solar cuyas órbitas casi crean círculos perfectos, la de GJ436 forma un plano o elipse fuertemente excéntrica, es decir, su distancia a la estrella varía a lo largo de su órbita.

   "Este planeta está bajo enormes fuerzas de marea porque está increíblemente cerca de su estrella, apenas el 3 por ciento de la distancia Tierra-Sol", explica el primer autor del estudio, Vincent Bourrier, investigador del Departamento de Astronomía de la Facultad de Ciencias de UNIGE y miembro del proyecto europeo 'Four Aces'.

LA HISTORIA DE CADA PLANETA ESTÁ ESCRITA EN SU ÓRBITA

   Las arquitecturas orbitales de los sistemas planetarios son registros fósiles que nos dicen cómo se han formado y evolucionado. Un planeta perturbado por el paso de una estrella cercana o por la presencia de otros planetas masivos en el sistema lo mantendrá en su órbita.

   "Incluso, si ya hemos visto órbitas planetarias desalineadas, no necesariamente comprendemos su origen, especialmente porque aquí es la primera vez que medimos la arquitectura de un sistema planetario alrededor de una enana roja", agrega el coautor del estudio, Christophe Lovis, investigador de UNIGE.

   La existencia de un planeta desconocido, más masivo y más distante e inquietante explicaría por qué GJ436b no está en una órbita circular: "Si eso es cierto, entonces nuestros cálculos indican que no solo el planeta no se movería a lo largo de un círculo alrededor de la estrella, lo hemos sabido durante diez años, pero también debería estar en una órbita altamente inclinada. Eso es exactamente lo que acabamos de medir", dice con entusiasmo Hervé Beust, quien hizo los cálculos orbitales.

   Estos mismos cálculos también predicen que el planeta no siempre ha estado tan cerca de su estrella, pero podría haberse acercado recientemente (en una escala cósmica). Por lo tanto, el "planeta que se evapora" no siempre se habría desvanecido, sino que habría sido empujado hacia la estrella por la gravedad de un compañero aún no detectado. Para Vincent Bourrier, la caza continúa: "Nuestro próximo objetivo es identificar el misterioso planeta que ha trastornado este sistema planetario".