Los planetas suelen presentarse como guisantes en una vaína

379505.1.644.368.20180110102107
Vídeo de la noticia
Publicado 10/01/2018 10:21:07CET

   MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Los planetas que orbitan otras estrellas tienden a tener tamaños similares y un espaciado orbital regular, como si se tratase de guisantes embutidos en una vaína, a diferencia del Sistema Solar.

   Astrofísicos liderados por Laren Weiis, de la Universidad de Montreal, han descubierto este patrón, revelado por el telescopio W. M. Keck sobre nuevas observaciones de sistemas planetarios descubiertos por el telescopio espacial Kepler.

   Gracias a Kepler, lanzado en 2009, ahora se conocen muchos miles de exoplanetas y esta gran muestra permite a los investigadores no solo estudiar sistemas individuales, sino también extraer conclusiones sobre los sistemas planetarios en general.

   El doctor Weiss es parte del equipo de 'California Kepler Survey', que utilizó el Observatorio W. M. Keck en Maunakea, en Hawaii, para obtener espectros de alta resolución de 1.305 estrellas que albergan 2.025 planetas en tránsito descubiertos originalmente por Kepler. A partir de estos espectros, los investigadores midieron los tamaños precisos de las estrellas y sus planetas.

   En este nuevo análisis dirigido por Weiss y publicado en 'The Astronomical Journal', el equipo se centró en 909 planetas pertenecientes a 355 sistemas de múltiples planetas. Estos planetas se encuentran principalmente a entre 1.000 y 4.000 años luz de distancia de la Tierra. Usando un análisis estadístico, el equipo encontró dos patrones sorprendentes.

   En concreto, los científicos descubrieron que los exoplanetas tienden a ser del mismo tamaño que sus vecinos. Si un planeta es pequeño, es probable que el próximo planeta alrededor de la misma estrella también sea pequeño, y si un planeta es grande, el siguiente es probable que sea grande. También encontraron que los planetas que orbitan alrededor de la misma estrella tienden a tener un espaciado orbital regular.

CÓMO SE FORMA LA MAYORÍA DE SISTEMAS PLANETARIOS

   "Los planetas en un sistema tienden a ser del mismo tamaño y a estar espaciados regularmente, como los guisantes en una vaina. Estos patrones no ocurrirían si los tamaños de los planetas o los espaciamientos fueran dibujados al azar", explica Weiss en un comunicado, quien apunta que los tamaños similares y el espaciamiento orbital de los planetas tienen implicaciones sobre cómo se forman la mayoría de los sistemas planetarios.

   En la teoría clásica de formación de planetas, los planetas se forman en el disco protoplanetario que rodea a una estrella recién formada. Los planetas podrían formarse en configuraciones compactas con tamaños similares y un espaciamiento orbital regular, de manera similar al patrón recientemente observado en los sistemas exoplanetarios. Sin embargo, en nuestro sistema solar, los planetas interiores tienen espaciamientos sorprendentemente grandes y tamaños diversos.

   La abundante evidencia en el sistema solar sugiere que Júpiter y Saturno interrumpieron la estructura inicial de nuestro sistema, lo que resultó en los cuatro planetas terrestres ampliamente espaciados que tenemos hoy en día. Que los planetas en la mayoría de los sistemas tengan un tamaño similar y estén espaciados regularmente sugiere que tal vez no han sido alterados en su mayoría desde su formación.

   Para probar esa hipótesis, Weiss está realizando un nuevo estudio en el Observatorio Keck para buscar análogos de Júpiter alrededor de los sistemas de múltiples planetas detectados por Kepler. Los sistemas planetarios estudiados por Weiss y su equipo tienen planetas múltiples muy cerca de su estrella.

   Debido a la duración limitada de la Misión Kepler, se sabe poco sobre qué tipo de planetas existen, si los hay, a distancias orbitales más grandes alrededor de estos sistemas. Los investigadores esperan probar cómo se relacionan la presencia o ausencia de planetas parecidos a Júpiter a grandes distancias orbitales con patrones en los sistemas planetarios internos.

   Independientemente de sus poblaciones externas, la similitud de los planetas en las regiones internas de los sistemas extrasolares requiere una explicación. Si se puede identificar el factor decisivo de los tamaños de los planetas, esta información podría ayudar a determinar qué estrellas tienen planetas terrestres que son aptos para la vida.