Una supernova de 600 días rompe la comprensión de la muerte estelar

Contador
Impresión artística de una explosión de supernova
EUROPEAN SOUTHERN OBSERVATORY/M. KORNMESSER.
Actualizado 10/11/2017 10:30:32 CET

   MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La constatación de una estrella que ha explotado varias veces en los últimos 50 años desafía completamente el conocimiento existente sobre el final de la vida de estos astros.

   En septiembre de 2014, el equipo de astrónomos Palomar Transient Factory detectó una nueva explosión en el cielo, iPTF14hls. La luz emitida por el evento se analizó para comprender la velocidad y la composición química del material expulsado en la explosión.

   Este análisis indicó que la explosión era lo que se llama una supernova tipo II-P, y todo sobre el descubrimiento parecía normal, hasta unos meses más tarde, cuando la supernova comenzó a ser más brillante de nuevo.

   Las supernovas tipo II-P usualmente permanecen brillantes por alrededor de 100 días. Pero iPTF14hls se mantuvo brillante por más de 600. Además, los datos de archivo revelaron una explosión de 1954 en la misma ubicación exacta, según la investigación, publicada en Nature.

   Resultó que de alguna manera esta estrella explotó hace más de medio siglo, sobrevivió y explotó de nuevo en 2014. "Esta supernova rompe todo lo que pensamos que sabíamos sobre cómo funcionan", dijo el autor principal Iair Arcavi, de la Universidad de California en Santa Bárbara y el Observatorio de Las Cumbres.

   Las explosiones estelares enseñan a los astrónomos una gran cantidad sobre los orígenes de gran parte del material que compone nuestro universo. Una explosión de supernova incluso puede haber desencadenado la formación de nuestro propio Sistema Solar.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies