Hallan restos de plástico en mejillones capturados del Ártico a China

Mejillones
JANNE KIM GITMARK, NIVA
Actualizado 20/12/2017 17:08:48 CET

   OSLO, 20 Dic. (Reuters/EP) -

   Pequeñas partículas de plástico están contaminando los mejillones de océanos desde el Ártico hasta las costas de China, en una señal de expansión global de la contaminación que afecta a los alimentos.

   Mejillones capturados en las aparentemente impolutas aguas del Ártico tenían la mayor cantidad de plástico de todos los moluscos de la costa noruega, según un estudio publicado este mes por el Instituto Noruego para la Investigación del Agua (NIVA, por sus siglas en inglés).

   Los plásticos pueden estar siendo arrastrados al norte por corrientes y vientos oceánicos desde Europa y América, llegando al Océano Ártico, dijo a Reuters la investigadora del NIVA Amy Lusher.

   Estudios anteriores habían encontrado microplásticos en las costas de países como China, Chile, Canadá, Gran Bretaña y Bélgica. En la costa de Noruega, los mejillones contenían en promedio 1,8 trozos de microplásticos --definidos como partículas de menos de 5 milímetros de largo-- estando esa media en 4,3 en el Ártico.

   El año pasado, investigadores chinos sugirieron que los mejillones podían ser un "bioindicador de la polución de microplásticos" global porque los mejillones, a diferencia de los peces, se quedan quietos en el mismo sitio y, además, viven en el fondo marino, donde terminan muchos de los plásticos.

   Aún no está claro el impacto de los microplásticos en la vida marina o en los humanos cuando los ingieren. Los científicos sospechan que se tendrían que ingerir grandes cantidades de mariscos para estar en riesgo, afectando por ejemplo a la dieta belga, donde los 'moules et frites' (mejillones con patatas fritas) son un plato favorito.

   "Es una señal de alerta de que necesitemos hacer algo para reducir la polución por plástico en el océano", dijo a Reuters Richard Thompson, profesor en la Universidad de Plymouth y experto en microplásticos. "Por ahora, es más una razón para preocuparse que un caso de alarma para el consumo humano", dijo Thompson.

   Casi 200 naciones firmaron este mes la resolución de la ONU para eliminar la contaminación del plástico en los mares, que reciben desde botellas hasta bolsas de supermercado o envases de comida, en un volumen de 8 millones de toneladas al año.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies