NASA presenta un mapamundi de riesgo de deslizamiento casi instántaneo


NASA'S GODDARD SPACE FLIGHT CENTER / SCIENTIFIC V
Actualizado 22/03/2018 18:44:30 CET

   MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Por primera vez, los científicos pueden observar las amenazas de deslizamientos del terreno en todo el mundo casi en tiempo real, gracias a datos satelitales y un nuevo modelo de la NASA.

   El modelo, desarrollado en el Goddard Space Flight Center de la NASA, estima la posible actividad de deslizamiento provocada por la lluvia. La precipitación es el disparador más extendido de deslizamientos de tierra en todo el mundo. Si las condiciones debajo de la superficie de la Tierra ya son inestables, las fuertes lluvias actúan como la última gota que hace que el lodo, las rocas o los escombros, o todo combinado, se muevan rápidamente por las montañas y las laderas.

   El modelo está diseñado para aumentar nuestra comprensión de dónde y cuándo están presentes los peligros de los deslizamientos de tierra y mejorar las estimaciones de los patrones a largo plazo. En un estudio publicado en línea el 22 de marzo en la revista Earth's Future, se publicó un análisis global de deslizamientos de tierra en los últimos 15 años utilizando la nueva evaluación de riesgo de deslizamiento de tierras de código abierto para el modelo de Conciencia Situacional.

   "Los derrumbes pueden causar una destrucción generalizada y muertes, pero realmente no tenemos una idea completa de dónde y cuándo pueden estar ocurriendo deslizamientos de tierra para informar la respuesta y mitigación del desastre", dijo en un comunicado Dalia Kirschbaum, experta en deslizamientos de tierra en Goddard y coautora del estudiar. "Este modelo ayuda a identificar el tiempo, la ubicación y la gravedad de los posibles peligros de deslizamientos casi en tiempo real en todo el mundo. No se ha hecho nada como esto antes".

   El modelo estima la actividad potencial de deslizamiento al identificar primero las áreas con precipitaciones fuertes, persistentes y recientes. Las proyecciones de lluvia son proporcionadas por un producto multisatélite desarrollado por la NASA utilizando la misión de Medición de Precipitación Global (GPM) de la NASA y la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón, que proporciona estimaciones de precipitación en todo el mundo cada 30 minutos. El modelo considera cuándo los datos de GPM exceden un umbral crítico de lluvia mirando hacia atrás en los últimos siete días.

   En lugares donde la precipitación es inusualmente alta, el modelo utiliza un mapa de susceptibilidad para determinar si el área es propensa a deslizamientos de tierra. Este mapa de susceptibilidad global se desarrolla utilizando cinco características que juegan un papel importante en la actividad de derrumbes: si se han construido carreteras cercanas, si se han eliminado o incendiado árboles, si hay una falla tectónica importante cerca, si el lecho de roca local es débil y si el las laderas son empinadas.

   Si el mapa de susceptibilidad muestra que el área con fuertes precipitaciones es vulnerable, el modelo produce una "predicción instantánea" que identifica que el área tiene una probabilidad alta o moderada de deslizamiento. El modelo produce nuevas transmisiones cada 30 minutos.

   El estudio muestra las tendencias a largo plazo cuando se comparó la producción del modelo con las bases de datos de deslizamientos que datan de 2007. El análisis del equipo mostró una "temporada de derrumbes" global con un pico en el número de derrumbes en julio y agosto, muy probablemente asociado con temporadas de ciclones tropicales y monzónicos en los océanos Atlántico y Pacífico.

   "El modelo ha sido capaz de ayudarnos a comprender los peligros potenciales inmediatos de los deslizamientos de tierra en cuestión de minutos", dijo Thomas Stanley, experto en deslizamientos de tierra de la Asociación de Investigación Espacial de Universidades en Goddard y coautor del estudio. "También se puede usar para observar de manera retroactiva cómo varía la actividad potencial de deslizamientos en la escala global estacionalmente, anualmente o incluso en escalas decenales de una manera que no había sido posible antes".