¿Por qué no hay serpientes marinas en el Océano Atlántico?

Contador
Serpiente marina de vientre amarillo
ALOAIZA/ WIKIMEDIA
Actualizado 30/11/2017 13:58:55 CET

   MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Con aproximadamente 70 especies, las serpientes de mar son el grupo de reptiles más diverso en el océano, superando a las especies de tortugas marinas 10 a 1. Pero no están presentes en el Atlántico.

   Poseen una gama de adaptaciones físicas para la vida en el mar, incluida una cola aplanada como remo y la capacidad de oler bajo el agua, contener la respiración durante horas y pasar meses sin beber. Y a pesar de que no son poderosas nadadoras, se han extendido a lo largo de los océanos, pero siempre dentro del Pacífico y el Índico, desde Japón a Nueva Zelanda y desde Sudáfrica a América Central.

   "Por qué no hay serpientes marinas en el Atlántico es una pregunta que hemos estado haciéndonos durante mucho tiempo", dijo Coleman Sheehy, gerente de recolección de herpetología del Museo de Historia Natural de la Florida. "Sabemos por qué están donde están. Pero ha sido un misterio por qué no están donde no están".

   En teoría, las serpientes marinas podrían florecer en el Atlántico: las regiones cálidas y tropicales como el Caribe ofrecen hábitats de serpientes marinas y condiciones de vida. El problema, según Sheehy y sus colegas, es que las serpientes no pueden llegar allí.

   En un artículo publicado en Bioscience, el autor principal, Harvey Lillywhite, del departamento de biología de la Universidad de Florida, Sheehy y sus coautores atribuyen la ausencia de serpientes marinas en el Atlántico a la geografía, el clima y el momento.

   Las serpientes marinas evolucionaron en la región del Triángulo de Coral en el sudeste asiático hace 6 a 8 millones de años, y la mayoría de las especies apareció hace entre 1 y 3 millones de años. Para cuando las serpientes marinas se extendieron por el Pacífico hacia el Nuevo Mundo, el istmo de Panamá ya se había cerrado, bloqueando su acceso al Caribe.

   En el Hemisferio Oriental, las condiciones severamente frías y secas en la punta de Sudáfrica, donde se encuentran los océanos Índico y Atlántico, impiden que las serpientes sobrevivan durante mucho tiempo si se desplazan al oeste del Cabo de Buena Esperanza.

   ¿Podrían las serpientes encontrar una forma de evitar estas barreras para ganar un punto de apoyo en el Atlántico? No es probable, dijo Sheehy. La especie con más psoibilidades es la serpiente marina de vientre amarillo, cuya distribución es más amplia que cualquier otra serpiente o lagarto en el planeta. Si bien se han reportado algunas serpientes marinas de vientre amarillo en la costa caribeña de Colombia -probables vagabundos que lograron atravesar el Canal de Panamá- Sheehy dijo que no existen muchas probabilidades de que establezcan una población reproductora exitosa.

   Si lo hicieran, "nada en el Atlántico estaría preparado", dijo. "Las presas no sabrían cómo protegerse, y los depredadores tendrían que aprender rápidamente que las serpientes marinas son venenosas y es probable que tengan toxinas en su piel".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies