Estudian el bólido más brillante jamás detectado desde España

Meteoritos
JURAJ TÓTH/WIKIMEDIA COMMONS
Actualizado 18/07/2012 15:20:19 CET

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

Varios expertos en detección de meteoros de la Universidad Complutense de Madrid, de la Universidad de Huelva, del Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña y del Instituto de Astrofísica de Andalucía estudian la desintegración de un fragmento de origen cometario sobre la provincia de Madrid, el pasado 13 de julio, que provocó "el bólido más brillante jamás detectado desde España".

"El brillo fue tan intenso que el evento pudo contemplarse desde toda la Península Ibérica", explican los responsables del estudio, quienes añaden que "en una fracción de segundo en la zona centro el cielo nocturno se iluminó como si fuese de día". El fenómeno tuvo lugar sobre las 2.05 horas de la madrugada y la magnitud del evento permitió que fuera detectado no sólo por las cámaras situadas en el Observatorio de la Universidad Complutense sino por otras más alejadas.

En concreto, se han obtenido datos desde nueve estaciones de detección --Huelva, Sevilla, Arenosillo, Madrid, La Hita, Villaverde del Ducado, Sierra Nevada, Bootes-1 y La Cañada--, todas ellas pertenecientes a la Red Española de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos (SPMN).

Las observaciones que se han llevado a cabo han permitido obtener, entre otros resultados, la trayectoria en la atmósfera terrestre del objeto, su órbita en el Sistema Solar e información sobre su composición química. El análisis preliminar de los datos pone de manifiesto que el origen de este evento estuvo en un meteoroide procedente de un cometa.

El informe explica que este fragmento de material, que tenía un diámetro aproximado de un metro, colisionó con la atmósfera de la Tierra a gran velocidad, lo cual elevó su temperatura por encima de los 4.500 grados centígrados, haciendo que el objeto se volviese incandescente.

"Esto dio lugar a un fenómeno conocido como bola de fuego o bólido, que se inició a unos 110 kilómetros de altura y fue penetrando rápidamente en la atmósfera", según añade el texto. El meteoroide terminó estallando a más de 30 kilómetros sobre el nivel del suelo, provocando el intenso destello que numerosos testigos pudieron ver incluso desde dentro de los edificios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies