Hallan en Huesca los restos del dinosaurio más 'joven' encontrado en Europa, con 66 millones de años

 

Hallan en Huesca los restos del dinosaurio más 'joven' encontrado en Europa, con 66 millones de años

Actualizado 18/08/2009 20:57:07 CET

MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del grupo 'Aragosaurus-IUCA' de la Universidad de Zaragoza han hallado en la localidad de Arén (Huesca) los restos del dinosaurio más moderno encontrado en Europa, que vivió a finales del Cretácico, poco antes de la extinción de la especie. El ejemplar ha recibido el nombre de 'Arenysaurus Ardevoli', después de diez años de trabajos.

Así, el descubrimiento, publicado en el último número de la revista paleontológica 'Paleovol', se ha encontrado en rocas de hace unos 66 millones de años, del Cretácico Superior, lo que, según los investigadores, significa que "sin duda los representantes de esta especie pudieron ver la caída del meteorito del límite Cretácico Terciario".

En la investigación, que también ha contado con la participación de expertos de la Universidad Complutense de Madrid, Universidad Autónoma de Barcelona, Universidad del País Vasco y el Museo del Jurásico de Asturias; se ha podido recuperar gran parte de este nuevo dinosaurio, que tendría un tamaño medio de unos siete metros de longitud, lo que le convierte en "el dinosaurio europeo conocido más completo del final del Cretácico", según destacan los paleontólogos.

Concretamente, han recuperado gran parte del cráneo (incluyendo el dentario izquierdo y parte del maxilar derecho), vértebras del cuello, de la espalda, del sacro, de la cola, el coracoides derecho, la escápula derecha, el húmero derecho, el pubis derecho y ambos fémures.

Los expertos concluyen que es miembro de los 'hadrosáuridos', un grupo de dinosaurios comedores de plantas que tienen 'pico de pato' y eran muy abundantes en el Cretácico Superior de Norteamérica y Asia. Por otro lado, el estudio filogenético ha permitido precisar que 'Arenysaurus' es un 'hadrosáurido lambeosaurino', grupo en el que se integran dinosaurios con espectaculares estructuras craneales.

De este modo, la estructura craneal sería, según los investigadores, similar al dinosaurio norteamericano 'Parasaurolophus', si bien señalan que desconocen "como sería exactamente esa estructura en el 'Arenysaurus' ya que falta uno de los huesos del cráneo", pero la califican como "seguramente menos llamativa que la de 'Parasaurolophus'".

El nombre 'Arenysaurus', se ha elegido "en honor a la localidad de Arén", mientras que el de 'Ardevoli' está dedicado a Lluis Árdevol, el geólogo que encontró los primeros restos fósiles.

POCOS DINOSAURIOS DE ESTE TIPO

Este descubrimiento tiene, a juicio de los investigadores, "una gran importancia" porque en límite Cretácico-Terciario se produjo una gran extinción, incluyendo a la mayoría de los dinosaurios. Por ello, "su posible relación con el impacto de un meteorito ha hecho que sea uno de los eventos catastróficos más conocidos popularmente".

No obstante, destacan que hay "una gran ausencia de información" de cuántas especies de dinosaurios y cuáles existían hace 66 millones de años, es decir un poco antes de la caída del meteorito porque hay pocos yacimientos en el mundo en este periodo temporal.

Uno de estos lugares es el Pirineo, por lo que, según remarcaron, resulta de "gran importancia" la investigación de los dinosaurios en este área geográfica para ver "cuántos y cómo se extinguieron los dinosaurios con la caída del meteorito".

Por otro lado, el descubrimiento de 'Arenysaurus' (que está emparentado con dinosaurios asiáticos de su misma edad) indica que había posibilidad de intercambios entre los dinosaurios

europeos y asiáticos al final del Cretácico, que tendrían lugar posiblemente durante bajadas del nivel del mar.

Así, se producirían puentes de tierra que serían aprovechados para el paso entre las islas y el continente por estos grandes animales, según las conclusiones del hallazgo.

DIEZ AÑOS DE EXCAVACIÓN E INVESTIGACIONES

La excavación de este dinosaurio se prolongó durante cinco años (1998- 2002), debido a "las dificultades que presentaba el acceso al yacimiento y la conservación de los fósiles en una roca extremadamente dura". La preparación y extracción de la roca duró en total 10 años y tuvo lugar en un solo yacimiento, llamado 'Blasi 3'.

La preparación y extracción de la roca ha sido financiada por el Gobierno de Aragón y desarrollada por la empresa 'Paleoymás', mediante técnicas de extracción con ácido fórmico y percutores de aire comprimido. También participaron miembros del 'Institut d'Estudis Ilerdencs' y de la Sampuz.

A raíz del descubrimiento de los fósiles de dinosaurios en Arén se ha creado la 'Ruta de los últimos dinosaurios europeos', impulsada por el ayuntamiento de la localidad, en la que se pueden visitar los yacimientos donde se encontraron los huesos fósiles.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies