Investigadores del clima descubren un nuevo ritmo de El Niño

Actualizado 26/05/2013 21:05:26 CET

MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

Un patrón de viento inusual a caballo entre el Pacífico ecuatorial durante eventos fuertes de El Niño y las oscilaciones de un lado a otro con un periodo de 15 meses explica los estrechos vínculos de El Niño con el ciclo anual, según los resultados de una investigación que se publica en la edición de este domingo de la revista 'Nature Geoscience' por científicos del Departamento de Meteorología y el Centro de Investigación Internacional del Pacífico de la Universidad de Hawai, en Manoa (Estados Unidos).

"Esta atmósfera provoca picos en febrero y activa algunos de los conocidos impactos de El Niño, como las sequías en Filipinas y en toda Micronesia y las fuertes lluvias sobre la Polinesia francesa", dice el autor principal del estudio, Malte Stuecker.

El Niño causa estragos en todo el mundo, cambiando los patrones climáticos que generan sequías en algunas regiones e inundaciones en otras, unos impactos de este fenómeno climático del Pacífico tropical bien conocidos y documentados. Pero, el misterio que se revela ahora se ha mantenido durante décadas de investigación: ¿por qué El Niño siempre tiene un pico cerca de Navidad y termina rápidamente entre febrero y abril?

Cuando anómalos vientos alisios se desplazan al sur pueden terminar en El Niño y generar una propagación oriental de ondas ecuatoriales Kelvin que finalmente reanudan el afloramiento de agua fría en el Pacífico ecuatorial oriental. Este cambio de viento es parte de un patrón atmosférico inusual más grande que acompaña a los eventos de El Niño, en el que un sistema de alta presión se cierne sobre las Filipinas y la banda de mayor lluvia del Pacífico Sur bascula rápidamente hacia el ecuador.

Con la ayuda de modelos numéricos de la atmósfera, los científicos descubrieron que este patrón inusual se origina de una interacción entre El Niño y la evolución estacional de las temperaturas en la zona cálida del Pacífico tropical occidental. "No todos los episodios de El Niño se acompañan de este patrón de viento inusual --señala Malte Stuecker--, pero una vez que las condiciones de El Niño alcanzan cierto umbral de amplitud en el momento adecuado del año, es como una caja de sorpresas cuya tapa se abre".

Un estudio de la evolución de los patrones de viento anómalo en el modelo revela un ritmo de alrededor de 15 meses acompañando los eventos fuertes de El Niño, que es considerablemente más rápido que el calendario de eventos de El Niño de tres a cinco años pero más lento que el ciclo anual.

"Este tipo de variabilidad se conoce en física como tonos de combinación", dijo Fei-Fei Jin, profesor de Meteorología y coautor del estudio. Los sonidos de combinación se conocen desde hace más de tres siglos, cuando fueron descubiertos por el fabricante de violines Tartini, quien se dio cuenta de que nuestro oído puede crear un tercer tono, a pesar de que sólo dos sonidos se ejecutan en un violín.

"El patrón de viento inusual a caballo entre el ecuador durante El Niño es un tono de combinación entre los eventos de El Niño y la marcha estacional del sol en el ecuador", dice el coautor Axel Timmermann, climatólogo del Centro Internacional de Investigación del Pacífico y profesor del Departamento de Oceanografía de la Universidad de Hawai.

Y añade: "Resulta que muchos de los modelos climáticos tienen dificultades para crear el tono de combinación correcto, que es probable que influya en su habilidad para simular y predecir los episodios de El Niño y sus impactos globales".

Los científicos están convencidos de que una mejor representación del patrón de vientos del Pacífico tropical de 15 meses en los modelos climáticos servirá para mejorar los pronósticos de El Niño y que las últimas proyecciones de los modelos climáticos sugieren que los eventos de El Niño irán acompañados a menudo por este patrón de vientos de tono de combinación, que también va a modificar las características de los futuros patrones de precipitaciones de El Niño.