Los neandertales ibéricos comían marisco hace 150.000 años

El profesor de la US Miguel Cortés
EUROPA PRESS/UNIVERSIDAD DE SEVILLA
Actualizado 17/12/2013 22:08:03 CET

SEVILLA, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El profesor titular del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Sevilla (US) Miguel Cortés ha sido reconocido con el Premio Universidad de Sevilla a Trabajos de Investigación de Especial Relevancia dentro del Área de Artes y Humanidades por el artículo científico 'Earliest Known Use of Marine Resources by Neanderthals'. Cortés publicó este trabajo en la revista 'Plos One' en 2011, siendo fruto de una colaboración con investigadores españoles, portugueses, británicos y japoneses.

El equipo internacional de investigadores liderado por Miguel Cortés, con participación de investigadores de diversas universidades y centros de investigación, descubrió que en Cueva Bajondillo (Torremolinos, Málaga), los neanderthales (homo neanderthalensis) comían marisco hace 150.000 años; este hallazgo es el vestigio más antiguo de consumo de moluscos por parte de neanderthales descubierto hasta el momento. Además, hasta ahora, los investigadores creían que las prácticas más antiguas de marisqueo las había realizado el homo sapiens, según los descubrimientos realizados en yacimientos de Sudáfrica.

"En el sur de África se empiezan a consumir recursos marinos con la aparición del hombre moderno, y hasta ahora se pensaba que la incorporación a la dieta de estos alimentos fue una de las causas que propiciaron el desarrollo del cerebro humano en tamaño y forma actual; además, esta práctica y el uso de corredores costeros ayudó a la expansión del homo sapiens, lo que le llevó en última instancia a colonizar el resto del mundo", según el docente de la Hispalense.

No obstante, y de manera paralela, "descubrimos que hace unos 150.000 años los neanderthales consumían también este tipo de alimentos, sobre todo mejillones, en el sur de Europa", explica Cortés, quien añade que "en numerosos yacimientos arqueológicos de las costas de Iberia, desde Portugal hasta Murcia, se han encontrado indicios de estos hábitos alimenticios del neanderthal, especie que desapareció hace unos 30.000 años".

De este modo, los investigadores constatan en este trabajo que no hay una relación directa entre el consumo de recursos marinos y la supremacía del humano moderno frente a otras especies, ya que se ha demostrado que los neanderthales los consumían también.

Para sustentar sus conclusiones se ha realizado una investigación interdisciplinar, realizándose 29 dataciones por medio de tres sistemas diferentes; se ha debido demostrar que el aporte de restos de moluscos marinos es humano y, para ello, ha debido demostrarse, por ejemplo, que el yacimiento nunca estuvo bajo el nivel del mar, por lo que los restos encontrados no pueden tener un origen natural; se ha descartado también que procedieran de tormentas que los arrastraran hasta esa zona porque sólo se han localizado conchas de moluscos que han sido consumidos y no otros restos marinos.

Asimismo, los investigadores también han desestimado la posibilidad de que los hayan transportado animales, ya que la forma de fracturación que presentan las conchas y el hecho de que buena parte de los restos estén quemados solo puede explicarse por la acción humana.

En este momento, el grupo de investigación de Miguel Cortés trabaja en la evaluación de cuándo y cómo se produce la sustitución humana y cultural entre el Paleolítico medio (homo neanderthalensis) y el Paleolítico superior (homo sapiens).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies