El núcleo del nuevo cohete espacial de EEUU pasa del concepto al diseño

 

El núcleo del nuevo cohete espacial de EEUU pasa del concepto al diseño

Cohete Espacial
NASA
Actualizado 22/06/2012 15:19:51 CET

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El programa de exploración espacial estadounidense ha dado un importante paso adelante con el éxito de una revisión técnica a fondo de la etapa central del nuevo sistema de lanzamiento espacial (SLS), el cohete que llevará a los astronautas más lejos que nunca en el espacio.

La etapa central es el corazón del futuro vehículo de lanzamiento de carga pesada. Mide 61 metros de altura con un diámetro de 8,4 metros. El centro Marshall de vuelo espacial de la NASA en Huntsville, Alabama, fue anfitrión de una revisión exhaustiva. Los ingenieros de la NASA y la Boeing Co. de Huntsville presentaron un conjunto completo de requisitos del sistema, conceptos y enfoques de diseño de producción a los revisores técnicos y la junta de revisión independiente.

"Esta reunión valida nuestros requisitos de diseño para la etapa central del cohete de carga pesada y es el primer punto de control importante para nuestro equipo", dijo Tony Lavoie, director del Elemento de Etapas de SLS en Marshall. "Ahora que hemos completado esta revisión, vamos a pasar de los requisitos a los modelos reales. Estamos en el camino correcto para proseguir con esta fase central del programa SLS".

Esta fase consistirá en almacenar el hidrógeno líquido y oxígeno líquido para alimentar a los cohetes de cuatro motores RS-25, todos los cuales serán ex motores principales del transbordador espacial en los primeros vuelos. El programa SLS tiene un inventario de 16 motores RS-25 que han operado con éxito en el programa del transbordador espacial. Al igual que la lanzadera espacial, SLS también será alimentado inicialmente por dos propulsores sólidos en los lados del vehículo de lanzamiento.

El SLS lanzará la nave espacial Orion y otras cargas, y proporcionará una capacidad totalmente nueva para la exploración humana más allá de la órbita terrestre baja. Diseñado para ser seguro, asequible y flexible para las misiones de tripulación y carga, el SLS continuará la exploración espacial hasta destinos como

los asteroides cercanos, puntos de Lagrange, la luna y Marte en última instancia.

Boeing es el contratista principal de la etapa central de SLS, incluyendo su aviónica. La etapa central se construirá en la Planta de Ensamblaje Michoud de la NASA en Nueva Orleans.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies