La producción de petróleo tocará techo en 2014

Reuters
Actualizado 10/03/2010 19:27:23 CET

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

En un hallazgo que puede acelerar los esfuerzos para conservar el petróleo e intensificar la búsqueda de fuentes alternativas de combustible, científicos de Kuwait predicen que la producción convencional de petróleo llegará a su pico en 2014, casi una década antes de lo que fijan otras predicciones. Su estudio ha sido publicado en la revista 'ACS Energy & Fuels'.

Nashawi Ibrahim y sus colegas señalan que el rápido crecimiento en el consumo mundial de petróleo ha provocado un creciente interés en la predicción de "peak oil" -el punto en que la producción de petróleo alcanza un máximo y luego disminuye-. Los científicos han desarrollado varios modelos de pronóstico de este punto, y algunos ponen la fecha en el 2020 o más tarde. Uno de los modelos de pronóstico más famoso, llamado el modelo de Hubbert, predijo que la producción petrolera alcanzaría su nivel máximo en los Estados Unidos en 1970.

El modelo ha ganado en popularidad y ha sido usado para predecir la producción mundial de petróleo. Sin embargo, estudios recientes muestran que el modelo es insuficiente para dar cuenta de los ciclos de producción petrolera más compleja de algunos países. Los ciclos pueden ser fuertemente influenciados por los cambios de tecnología, la política y otros factores, afirman los científicos.

El nuevo estudio describe el desarrollo de una nueva versión del modelo de Hubbert, que da cuenta de estas tendencias de producción individuales para proporcionar una más realista y precisa previsión de producción de petróleo. Usando el nuevo modelo, los científicos evaluaron las tendencias de la producción de petróleo de 47 grandes países productores, que suministran la mayor parte de petróleo crudo del mundo. Se estima que en todo el mundo convencional de producción de crudo alcanzará su pico en 2014, años antes de lo previsto.

Los científicos también demostraron que las reservas de petróleo del mundo se están agotando a un ritmo del 2,1 por ciento al año. El nuevo modelo podría ayudar a informar las decisiones relacionadas con la energía y el debate de política pública, que sugieren.