Un radar cuántico acabará con la impunidad de los aviones invisibles

Bombardero invisible al radar
UNIVERSITY OF WATERLOO
Actualizado 24/04/2018 10:06:17 CET

   MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La tecnología de los aviones militares furtivos, invisibles a los radares, está en camino de ser superada por un nuevo sistema de radar cuántico, en el Ártico canadiense.

   Investigadores de la Universidad de Waterloo están desarrollando una nueva tecnología que promete ayudar a los operadores de radar a atravesar el ruido de fondo y aislar objetos -incluidos los aviones y los misiles furtivos- con una precisión sin igual.

   "En el Ártico, el clima espacial como las tormentas geomagnéticas y las erupciones solares interfieren con el funcionamiento del radar y dificultan la identificación efectiva de los objetos", dijo en un comunicado Jonathan Baugh, miembro de la facultad del Instituto de Computación Cuántica (IQC) y profesor en el Departamento de Química, que dirige el proyecto junto con otros tres investigadores en IQC y el Instituto de Nanotecnología de Waterloo (WIN).

   "Al pasar del radar tradicional al radar cuántico, esperamos no solo reducir este ruido, sino también identificar objetos que hayan sido específicamente diseñados para evitar la detección".

   Las aeronaves 'Stealth' confían en la pintura especial y el diseño de su fuselaje para absorber y desviar las ondas de radio, haciéndolas invisibles para el radar tradicional. También usan bloqueo electrónico para anegar detectores con ruido artificial. Con el radar cuántico, en teoría, estos planos no solo estarán expuestos, sino que los pilotos también ignorarán que han sido detectados.

   El radar cuántico utiliza una técnica de detección llamada iluminación cuántica para detectar y recibir información sobre un objeto. En su núcleo, aprovecha el principio cuántico del enredo, donde dos fotones forman un par conectado o enredado.

   El método funciona enviando uno de los fotones a un objeto distante, mientras retiene al otro miembro del par. Los fotones en la señal de retorno se revisan en busca de firmas reveladoras de entrelazamiento, lo que permite descartar los fotones del entorno ambiental ruidoso. Esto puede mejorar enormemente la señal de ruido del radar en ciertas situaciones.

   Pero para que el radar cuántico funcione en el campo, los investigadores primero necesitan desarrollar una fuente rápida de fotones entrelazados bajo demanda.

   "El objetivo de nuestro proyecto es crear una fuente sólida de fotones entrelazados que se puedan generar con solo pulsar un botón", dijo Baugh.

   Hasta la fecha, la iluminación cuántica solo se ha explorado en el laboratorio. El Gobierno de Canadá, bajo el programa de ciencia y tecnología All Domain Situational Awareness (ADSA) del Departamento de Defensa Nacional, está invirtiendo para agilizar su uso en el campo.

   Las 54 estaciones de radar del Sistema de Alerta Norte (NWS), con base en el Ártico y operadas por el Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD) --compartido por Estados Unidos y Canadá desde la Guerra Fría--, están llegando al final de su ciclo de vida y podrían necesitar ser reemplazadas ya en 2025.

   "Este proyecto nos permitirá desarrollar la tecnología para ayudar a mover el radar cuántico del laboratorio al campo", dijo Baugh. "Podría cambiar la manera en que pensamos sobre la seguridad nacional".

Contador