Tornados gigantes hacen la atmósfera del Sol más caliente que la superficie

Tornados Gigantes En La Atmósfera Del Sol
WEDEMEYER-BÖHM/NASA
Actualizado 28/06/2012 18:38:02 CET

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un equipo internacional de científicos podría haber encontrado el motivo por el que la atmósfera del Sol es más de 300 veces más caliente que su superficie: tornados super-gigantes que podrían inyectar calor en las capas exteriores de la estrella.

Este trabajo, que ha sido publicado en 'Nature', se ha realizado comparando unas imágenes del Telescopio Solar sueco y las tomadas por el Observatorio Solar de la NASA, y se ha determinado que los puntos brillantes en la superficie del Sol y la atmósfera se correspondía con remolinos.

La atmósfera solar está dividida en tres capas, de más interna a más externa: fotósfera, cromósfera y corona. Los tornados observados, 14 en total, se detectaron en la cromosfera, pero los estudios posteriores han indicado que estos remolinos se extienden a través de las tres capas del sol.

Mediante el uso de una simulación tridimensional, el equipo encontró que los remolinos podrían desempeñar un papel en la elevación de la capa externa del sol. A diferencia de los tornados en la Tierra, que son alimentados por las diferencias de temperatura y humedad, los tornados en el sol son una combinación de gas caliente que fluye que se enreda en el campo magnético del astro y, en última instancia, es impulsada por las reacciones nucleares en el núcleo solar.

En el simulador también se puede ver que en la fotosfera, la capa más interna que está ligada a la superficie del Sol, estos tornados se enfrían. "El embudo resultante es estrecho en la parte inferior y se ensancha con la altura en la atmósfera", ha indicado el autor principal del estudio, Sven-Wedemeyer Böhm.

La temperatura de la superficie del sol es de 5.526ºC, mientras que los picos en la corona llegan a los dos millones de grados. Después de observar el sol, el equipo internacional creado ha determinado que la cantidad de energía -y por lo tanto el calor- puede ser transportado por los tornados explicando así por qué la capa externa se mantiene tan caliente.

Los expertos han apuntado que los tornados giran a miles de kilómetros por hora y varían en tamaño, con diámetros que van desde los 1.500 a los 5.550 kilometros. "En base a los eventos detectados, se estima que al menos 11.000 remolinos están presentes en el sol en todo momento", ha explicado Wedemeyer-Böhm.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies