Los grandes cráteres, prioridad para buscar señales de vida en Titán

Titán
NASA
Actualizado 20/07/2018 13:15:51 CET

   MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo estudio sugiere que los grandes cráteres son las ubicaciones prioritarias para encontrar los bloques de construcción de la vida en la luna más grande de Saturno, Titán.

   Titán es una extensión helada cubierta por moléculas orgánicas, con lagos líquidos de metano envueltos por una atmósfera espesa y nebulosa de nitrógeno y metano que plantea la pregunta: ¿por qué no hay vida en este extraño mundo similar a la Tierra?. Tal vez sea la temperatura de -179 grados Celsius en superficie lo que probablemente evitase que se produzcan reacciones bioquímicas. Pero, ¿hay algún lugar en Titán donde pueda haber esperanza de que se puedan formar biomoléculas, como los aminoácidos? Un equipo quería saberlo.

   Utilizando imágenes y datos de la nave espacial Cassini y la sonda Huygens, científicos dirigidos por Catherine Neish, científica planetaria especializada en cráteres de impacto en la Universidad de Western Ontario, fueron en busca de los mejores lugares para buscar moléculas biológicas en la superficie de Titán. Publican resultados en Astrobiology.

   La vida, tal como la conocemos, está basada en el carbono y utiliza agua líquida como disolvente. La superficie de Titán tiene abundantes moléculas ricas en carbono (hidrocarburos) que se ha demostrado que forman aminoácidos, los componentes básicos de las proteínas necesarias para la vida, cuando se exponen a agua líquida en simulaciones de laboratorio.

   Aquí radica el problema: Titán es demasiado frío para que el agua líquida esté presente en la superficie. Aunque este no es un escenario favorable para la formación de biomoléculas, hay esperanza.

   Las mediciones de radar de la Cassini, que orbitó Saturno durante 13 años, pudieron mirar a través de la atmósfera ópticamente gruesa de Titán, revelando el terreno de este mundo enigmático. Lo que se reveló fue inesperado: Titán está activo. El instrumento de radar de Cassini reveló lagos, dunas, montañas, valles fluviales y no muchos cráteres, lo que indica que hay procesos que resurgen Titán y rellenan o erosionan cráteres más antiguos.

   Con un paisaje tan familiar para la Tierra, ¿dónde estarían los mejores lugares para buscar señales de vida? Aunque los lagos de metano pueden haber parecido la opción obvia, Neish y sus colegas en cambio encontraron cráteres y criovolcanes (regiones donde el agua líquida entra en erupción desde debajo de la superficie helada de Titán) como los dos lugares más atractivos. Ambas características son prometedoras para derretir la corteza helada de Titán en agua líquida, un paso necesario para formar biomoléculas complejas.

   Pero Neish se decanta como prioridad inequívocamente cráteres, a pesar de que no haya tantos en Titán como en nuestra Luna. "Los cráteres realmente surgieron como el claro ganador por tres razones principales", dijo Neish a Astrobiology Magazine. "Una, es que estamos bastante seguros de que hay cráteres en Titán".

   El cráter es un proceso geológico muy común y vemos características circulares que casi con seguridad son cráteres en la superficie ", dice. El segundo punto es que los cráteres probablemente generarán más derretimiento que un criovolcán, lo que significa que "tardan más tiempo en congelarse para que [el agua] permanezca líquida por más tiempo", dice Neish, añadiendo que el agua líquida es clave para que reacciones químicas complejas lugar.

   "El último punto es que los cráteres de impacto deberían producir agua a una temperatura más alta que la de un criovolcán", dice Neish. El agua más caliente significa velocidades de reacción químicas más rápidas, lo que es prometedor para la creación de moléculas que dejen vivir.