El hielo protagoniza la primera imagen cercana de Marte enviada por la nave TGO

Cráter Korolev de Marte, captado por la nave TGO
ESA/ROSCOSMOS/CASSIS
Actualizado 27/04/2018 9:41:26 CET

   MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La nave espacial ExoMars Trace Gas Orbiter ha enviado a la Tierra las primeras imágenes de Marte desde 400 kilómetros de altura, en busca de gases relacionables con procesos geológicos o biológicos activa.

   El sistema de imágenes de superficie estéreo y color del orbitador, CaSSIS, tomó esta impresionante imagen, que presenta parte de un cráter de impacto, durante el período de prueba del instrumento. La cámara se activó el 20 de marzo y se probó para el inicio de su misión principal el 28 de abril.

   "Transmitimos nuevo software al instrumento al comienzo de la fase de prueba y después de un par de problemas menores, el instrumento está en buen estado y listo para funcionar", dice en un comunicado el investigador principal de la cámara, Nicolas Thomas de la Universidad de Berna en Suiza. .

   La imagen captura un segmento de 40 km de largo del Cráter Korolev ubicado en el hemisferio norte. El material brillante en el borde del cráter es hielo.

   "Estuvimos muy contentos de ver lo buena que fue esta imagen para las condiciones de iluminación", dice Antoine Pommerol, miembro del equipo científico de CaSSIS que trabaja en la calibración de los datos. "Muestra que CaSSIS puede hacer una contribución importante a los estudios de los ciclos de dióxido de carbono y agua en Marte".

   La imagen se ensambla a partir de tres imágenes en diferentes colores que se tomaron casi simultáneamente el 15 de abril.

   "Nuestro objetivo es automatizar por completo el proceso de producción de imágenes", dice Thomas. "Una vez que logramos esto, podemos distribuir los datos rápidamente a la comunidad científica para su análisis".

   La cámara del orbitador es uno de los cuatro instrumentos del Trace Gas Orbiter, o TGO, que también alberga dos conjuntos de espectrómetros y un detector de neutrones.

OLFATEOS ATMOSFÉRICOS

   Los espectrómetros comenzaron su misión científica el 21 de abril con la nave espacial haciendo su primer 'olfateo' de la atmósfera. En realidad, los olfateos son los espectrómetros que observan cómo las moléculas en la atmósfera absorben la luz solar: cada una tiene una huella digital única que revela su composición química.

   Se necesitará un largo período de recopilación de datos para resaltar los detalles, especialmente para los ingredientes particularmente raros (o aún no descubiertos) en la atmósfera. Los gases traza, como se insinúa por su nombre, solo están presentes en cantidades muy pequeñas: es decir, menos del uno por ciento del volumen de la atmósfera del planeta. En particular, el orbitador buscará evidencia de metano y otros gases que podrían ser firmas de actividad biológica o geológica activa.

   La cámara finalmente ayudará a caracterizar las características en la superficie que pueden estar relacionadas con las fuentes de trazas de gas.

   "Estamos entusiasmados de finalmente comenzar a recopilar datos en Marte con esta fenomenal nave espacial", dice Hakan Svedhem, científico del proyecto TGO de la ESA. "Las imágenes de prueba que hemos visto hasta ahora sin duda han elevado el listón".

   El programa ExoMars es un esfuerzo conjunto entre ESA y Roscosmos. El Trace Gas Orbiter es la primera de dos misiones en el programa: la próxima está programada para el lanzamiento en 2020 y comprenderá un rover y una plataforma de ciencia de superficie. TGO actuará como un retransmisor de comunicación para ambos. Se demostró esta capacidad a principios de esta semana en la primera de una serie de comunicaciones de relevo con el rover Curiosity de la NASA, destacando la cooperación entre la ESA y la NASA para mantener una infraestructura de comunicaciones alrededor de Marte para futuras misiones.