Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 26/10/2010

Hito para la astrosismología

Kepler permite la detección en primicia de terremotos estelares

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo internacional de científicos que ha utilizado datos de la nave espacial Kepler de la NASA ha anunciado la detección de oscilaciones estelares, o 'terremotos estelares', que podrían ofrecer nuevas perspectivas sobre el tamaño, edad y evolución de las estrellas.

   Los resultados fueron presentados en una conferencia de prensa en la Universidad de Aarhus en Dinamarca por los científicos en representación del Kepler Asteroseismic Science Consortium (KASC). El equipo estudió miles de estrellas observadas por Kepler, lo que equivale a una lista de algunas de las estrellas mejor caracterizadas.

   El análisis de las oscilaciones estelares es similar a cómo los sismólogos estudian los terremotos para sondear el interior de la Tierra. Esta rama de la ciencia, llamada astrosismología, determina las mediciones de las estrellas que el equipo científico de Kepler estaba ansioso por obtener.

   "Con los datos sin precedentes proporcionados por Kepler, los científicos del KASC están literalmente revolucionando nuestra comprensión de las estrellas y sus estructuras", dijo Douglas Hudgins, científico del Programa Kepler de la NASA en Washington.

   En los resultados presentados, una estrella oscilante tomó el centro del escenario: 11026764 CCI tiene unas propiedades conocidas con gran precisión. Con 5.940 millones de años, ha crecido un poco más de dos veces el diámetro del sol, y seguirá haciéndolo mientras se transforma en una gigante roja. Las oscilaciones revelan que esta estrella es alimentada por la fusión de hidrógeno en una capa fina alrededor de un núcleo rico en helio.

   "Estamos a punto de entrar en una nueva área de la astrofísica estelar," dijo Thomas Kallinger, autor principal de un estudio de las estrellas gigantes rojas y becario postdoctoral en las Universidades de Columbia Británica y Viena. "Kepler nos proporciona los datos de una calidad tan buena que va a cambiar nuestra visión de cómo funcionan las estrellas en detalle."

   Los científicos del KASC también informaron sobre la estrella RR Lyrae. Se ha estudiado durante más de 100 años como el primer miembro de una clase importante de estrellas para medir distancias cosmológicas. El brillo, o la amplitud de la onda de luz, de la estrella oscila dentro de un período conocido de cerca de 13.5 horas. Sin embargo, durante ese período, se producen otros pequeños cambios cíclicos en la amplitud.

   El efecto ha desconcertado a los astrónomos durante décadas, pero gracias a los datos de Kepler los científicos pueden tener una pista sobre su origen. Las observaciones de Kepler revelan un periodo de oscilación que nunca se había detectado previamente. La oscilación se produce con una escala de tiempo dos veces más que el período de 13,5 horas. Los datos de Kepler indica la duplicación está relacionada con este efecto, conocido como Blazhko.

   "Los datos de Kepler nos darán una mejor comprensión del futuro de nuestro sol y la evolución de nuestra galaxia en su conjunto", dijo Daniel Huber, autor principal de uno de los estudios del KASC.

   Lanzado en marzo de 2009, Kepler fue diseñado para descubrir planetas del tamaño de la Tierra en órbita alrededor de otras estrellas. La nave espacial utiliza una cámara digital para controlar continuamente el brillo de más de 150.000 estrellas en su campo de visión a medida que orbita alrededor del sol. Kepler busca mundos distantes en "tránsitos": cuando un planeta pasa por delante de una estrella. La cantidad de atenuación revela el tamaño del planeta en comparación con el tamaño de la estrella.

Cargando el vídeo....

Pulse para desplazar a la izquierda
Pulse para desplazar a la derecha


 
comments powered by Disqus