d
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 10/01/2013

Imita a la naturaleza

Una máquina molecular para una fabricación más eficiente

MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Científicos de la Universidad de Manchester (Reino Unido) han desarrollado una máquina altamente compleja que imita cómo se forman las moléculas en la naturaleza.

   "El desarrollo de esta máquina que usa moléculas para formar moléculas en un proceso de síntesis es similar a la línea de ensamblaje robótica en las plantas de automóviles. Tales máquinas podrían convertir el proceso de toma de moléculas en mucho más eficiente y rentable", explica profesor David Leigh, creador del invento junto a su equipo de la Facultad de Química.

   "Esto beneficiará a todo tipo de áreas de fabricación ya que muchos productos hechos por el hombre comienzan a un nivel molecular. Por ejemplo, actualmente estamos modificando nuestra máquina para fabricar fármacos como la penicilina", afirma el profesor Leigh.

   Su creación, que publica la revista 'Science', fue inspirada por fábricas naturales de complejos moleculares en las que se utiliza la información del ADN en el programa de la vinculación de los bloques moleculares en el orden correcto. La más extraordinaria de estas fábricas es el ribosoma, una máquina molecular masivo que se encuentra en todas las células vivas, y en la que se basa la máquina del profesor Leigh.

   Esta nueva máquina cuenta con una funcionalización de nanómetros de tamaño de un anillo que se mueve a lo largo de un camino molecular, recogiendo bloques de construcción que se encuentra en la ruta y conectándolos entre sí en un orden específico para sintetizar la molécula nueva deseada. Primero el anillo se enrosca en una hebra molecular usando iones de cobre para dirigir el proceso de montaje y después un "brazo reactivo" se une al resto de la máquina y comienza a funcionar.

   El anillo se mueve hacia arriba y abajo de la cadena hasta que su camino queda bloqueado por un grupo voluminoso y a continuación el brazo reactivo separa la obstrucción de la vía y la pasa a otro sitio en la máquina, regenerando el sitio activo en el brazo.

   El anillo es libre de moverse más a lo largo de la cadena hasta que su camino queda obstruido por el bloque de construcción siguiente, que se retira y se pasa al sitio de alargamiento en el anillo, formándose así una nueva estructura molecular en el anillo. Una vez que todos los bloques de construcción se retiran de la pista, el anillo de hilos y la síntesis ha terminado.

   Profesor Leigh dice que el prototipo actual está aún lejos de ser tan eficiente como el ribosoma y que su equipo sigue trabajando para mejorar la máquina.

   "El siguiente paso es comenzar a usar la máquina para formar moléculas complejas con más bloques de construcción. El potencial es que sea capaz de hacer moléculas que no se han visto nunca. No están hechas en la naturaleza y no se pueden hacer sintéticamente con los procesos actualmente utilizados. Esto es una posibilidad muy interesante para el futuro", añade.

Cargando el vídeo....

Pulse para desplazar a la izquierda
Pulse para desplazar a la derecha


 
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies