Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 08/05/2012
Según el Club de Roma

La temperatura global subirá 2 en 2052 y hasta 2,8 ºC en 2080

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

   El aumento de las emisiones de dióxido de carbono causará un aumento global medio de las temperaturas de dos grados centígrados para 2052 y un crecimiento de 2,8 grados para 2080, según ha informado el grupo de expertos del Club de Roma, quienes han denunciado que los gobiernos y mercados no están haciendo lo suficiente contra el cambio climático.

   Así, el informe señala que el fracaso en hacer frente al cambio climático en la primera mitad de este siglo pondrá al mundo "en un camino peligroso hacia el calentamiento en la segunda mitad". A su juicio, "es improbable que los gobiernos aprueben la regulación necesaria para forzar a los mercados a destinar más dinero a soluciones que cuiden el medio ambiente, y los mercados no trabajarán en beneficio de la humanidad",

   Según ha explicado el autor del trabajo, Jorgen Randers, actualmente "se están emitiendo cada año el doble de cantidad de gases de efecto invernadero que absorben las selvas y océanos del mundo", una tendencia "que empeorará y tendrá su punto culminante en 2030".

   En 2010, los países acordaron que había que hacer recortes profundos en las emisiones para mantener el incremento de las temperaturas en menos de dos grados este siglo frente a los niveles preindustriales. Sin embargo, el informe del Club de Roma prevé que ese umbral se alcance no a finales de siglo, como muchos advierten, sino mucho antes.

   Los científicos dicen que cruzar ese umbral supone el riesgo de un clima inestable en el que las temperaturas extremas sean comunes, pero los esfuerzos realizados hasta ahora para recortar las emisiones de gases de invernadero no se consideran suficientes para frenar un incremento superior a los dos grados este siglo.

   Así, para 2052 el consumo per cápita en China será al menos dos tercios el de Estados Unidos, mientras que el crecimiento económico medio de 14 países emergentes, entre ellos Brasil, India y Sudáfrica, se triplicará en los siguientes 40 años, ha explicado Randers. "Este crecimiento mejorará los patrones de vida de mucha gente, pero llegará con un coste para el clima mundial", ha apuntado.

   Por contra, el estudio prevé que las economías maduras de Estados Unidos y Europa verán un declive o estancamiento del consumo, lo que debería ayudar a prevenir la sobre explotación de petróleo, agua y comida para 2052.

   El año pasado, el Programa Medioambiental de la ONU dijo que la brecha entre las promesas de recorte de emisiones y lo que era necesario para mantenerse por debajo de los dos grados se ha ampliado y que las emisiones en 2020 se incrementarán a entre 6.000 y 11.000 millones de toneladas frente a lo que es necesario para controlar el calentamiento en niveles seguros. La Agencia Internacional de la Energía también advirtió de que el mundo no puede limitar el crecimiento de las temperaturas si no se toman nuevas acciones sobre el clima para 2017.

   Mientras, los países han acordado recaudar 10.000 millones de dólares al año a partir hasta 2012 para ayudar a los países en vías de desarrollo a adaptarse al cambio climático, con una subida hasta 100.000 millones de dólares al año para 2020.

   En este sentido, el experto ha indicado que "la crisis económica ha reducido los fondos gubernamentales, y los mercados de carbono, que deberían incentivar la inversión en energías limpias en el sector privado, no se están cumpliendo".


Cargando el vídeo....

Pulse para desplazar a la izquierda
Pulse para desplazar a la derecha