Arte rupestre de hace 5.500 años, descubierto en el desierto de Egipto

Yacimiento predinástico en el desierto egipcio
MINISTERIO DE ANTIGÜEDADES DE EGIPTO
Actualizado 13/06/2018 17:21:10 CET

   MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Una misión arqueológica egipcia-estadounidense, liderada por la Universidad de Yale, ha descubierto en el Desierto del Este de Egipto arte rupestre basado en animales datado hace 5.500 años.

   En el yacimiento, que prueba la continuidad e interacción entre el arte del valle del Nilo y del desierto en épocas predinásticas, han aparecido también enterramientos en forma de túmulos del periodo protodinástico y un enigmatico asentamiento romano tardío.

   John Coleman Darnielen, jefe de la misión de la Universidad de Yale dijo que la misión ha encontrado al menos tres concentraciones de arte rupestre en el yacimiento de Wadi Umm Tineidba. El arte rupestre en estos sitios revela importantes escenas pintadas de Naqada II Y Naqada III (datados 3500-3100 A. C.), proporcionando evidencia para la continuidad y la interacción de los estilos artísticos del desierto oriental y del valle del Nilo. Una imagen particularmente impresionante (probablemente del 3300 A. C.) incluye grandes representaciones de animales, incluyendo un toro, una jirafa, un addax, una oveja berbería, y burros.

   En un momento inmediatamente antes de la invención del guión jeroglífico, el arte rupestre como este proporciona importantes pistas a la religión y la comunicación simbólica de los egipcios predinásticos. Los grandes addax, en particular, merecen ser añadidos a los logros artísticos de Egipto, informa el Ministerio de Antigüedades de Egipto.

   Coleman añadió que Wadi Umm Yineidba es también la ubicación de varios túmulos entierro que parecen pertenecer a los habitantes del desierto con vínculos físicos tanto en el Valle del Nilo como en el Mar Rojo. La investigación de uno de los túmulos, que ahora conocemos, fue el lugar de entierro de una mujer de unos 25-35 años de edad en el momento de su muerte.

   Ella formaba probablemente parte de la élite del desierto local, y fue enterrada con al menos una vasija de estilo Nilótico y una hebra de conchas de Mar Rojo y cuentas de cornalina, aludiendo a sus asociaciones del desierto y del Mar Rojo. Los túmulos adicionales en el sitio pueden revelar más pruebas acerca de estas personas del desierto.

   El material recién descubierto es importante para revelar una población del desierto que vivió bajo una creciente influencia del Valle del Nilo durante la época predinástica. El arte rupestre muestra la adopción de las imágenes del valle del Nilo, y la correcta comprensión de esas imágenes, por un grupo cuyo arte anterior tiene más en común con el de otros sitios del desierto del este.

   Al sur del yacimiento, los arqueólogos encontraron un asentamiento romano tardío con docenas de estructuras de piedra. Las pruebas cerámicas, así como el material comparativo, indican que el sitio se remonta a entre el año 400 y 600 de nuestra era. Este tardío sitio romano complementa la evidencia de sitios arqueológicos similares en el desierto oriental, y una vez más llena una brecha en una zona una vez en blanco en el mapa arqueológico del desierto oriental.