Conoce a Anubis, mamífero carnívoro que vivió hace 34 millones de años

 Cráneo De Hyaenodonte
MATTHEW BORTH
Publicado 20/04/2017 10:47:13CET

   MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El análisis de fósiles hallados en Egipto ha identificado una nueva especie de mamíferos carnívoros llamados 'hiaenodontes', que vivió hace 34 millones de años y era del tamaño de una mofeta.

   Los autores del estudio --Matthew Borths de la Universidad de Ohio, y Erik Seiffert de la Universidad de Southern California--

   lo bautizaron como 'Masrasector nananubis', en alusión a Anubis, el dios egipcio de cabeza canina asociado con la vida futura. Este animal era un 'teratodontina', un clado carnívoro que ha sido difícil de alinear con otros linajes debido a la anatomía craneal poco conocida.

   Los 'hiaenodontes' precedieron a los carnívoros terrestres modernos en África y también vivieron en Europa, Asia y América del Norte. Algunos eran arbóreos y otros terrestres. Los registros de esta especie afro-árabes son los más antiguos, lo que los convierte en clave para comprender la evolución de estos extintos comedores de carne.

   Los fósiles del nuevo 'hiaenodonte' son los restos más completos conocidos de una 'teratodontina' del Período Paleogénico e incluyen cráneos, mandíbulas y huesos de extremidades en su mayor parte completos.

   Basados en la morfología de los huesos del nueva 'hiaenodonte', los investigadores concluyeron que las 'teratodontinas' son un grupo hermano cercano de 'Hyainailourinae', uno de los dos principales clados 'hiaenodontes' hipercarnívoros, que comen principalmente carne. La comparación de los huesos de las extremidades con los de otros mamíferos carnívoros sugiere que la nueva especie fue terrestre y se movía rápidamente. Su estudio se publica en Plos One.

   "Los 'hiaenodontes' fueron los principales depredadores en África después de la extinción de los dinosaurios --señala Borths--. Esta nueva especie está asociada con una docena de especímenes, incluyendo cráneos y huesos de los brazos, lo que significa que podemos explorar qué comió, cómo se movió, y considerar por qué estos mamíferos carnívoros murieron a medida que los parientes de perros, gatos y hienas se trasladaron a África", explican los autores del estudio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies