COMUNICADO: Los ciudadanos europeos están bebiendo hasta la muerte

 

COMUNICADO: Los ciudadanos europeos están bebiendo hasta la muerte

Actualizado 10/12/2010 9:01:26 CET

ATENAS, Grecia, December 10, 2010 /PRNewswire/ -- Europa no está consiguiendo hacer frente a los efectos que suponen una amenaza para la vida en relación al consumo excesivo y habitual de alcohol en la salud de los ciudadanos. Varias enfermedades, como la cirrosis hepática, están creciendo a un ritmo alarmante y afectan a las personas a una edad más joven que en el pasado [1]. Desde que varias de las políticas actuales no han conseguido el éxito al hacer frente a los problemas de salud relacionados con el alcohol en Europa [2], los expertos del hígado han tratado sobre diferentes soluciones prácticas para luchar contra las enfermedades relacionadas con el alcohol y la muerte durante una conferencia monotemática hospedada hoy a través de la European Association for the Study of the Liver (EASL).

Si desea ver el comunicado multimedia visite:

http://multivu.prnewswire.com/mnr/prne/easl/46326/

La enfermedad hepática es la principal carga de la salud atribuible al alcohol, y Europa cuenta con la tasa más elevada de consume de alcohol del mundo (11 litros de alcohol puro por adulto al año) [3]. Uno de cada quince adultos padece alguna enfermedad grave de salud debido al consumo de alcohol - convirtiéndose en la tercera causa principal de fallecimiento prematuro tras el tabaco y la presión arterial elevada [1,4]. Uno de cada siete adultos europeos (con edad de 15 años o superior) consume más de 35cl de alcohol/semana (hombre) o 18cl de alcohol/semana (mujer) como media, y uno de cada cinco indica que padece episodios fuertes de bebida (44cl de alcohol/semana) al menos una vez a la semana [4].

Uno de los principales problemas de los que trata la conferencia fue el aumento del número de fallecimientos hepáticos resultantes de la bebida fuerte diaria o casi diaria en la población adulta, además de las bebidas por juerga entre los jóvenes. La bebida diaria lleva más del doble de riesgo de daño hepático en comparación con la bebida intermitente una o dos veces por semana [5]. El riesgo de enfermedad hepática se ha convertido en importante con aproximadamente 20cl de alcohol/semana y aumenta de forma considerable con más de 40cl de alcohol/semana [6].

En la conferencia, los expertos del hígado propusieron la re-evaluación del concepto de unidades de alcohol en Europa solo al referirse a centilitros de alcohol puro, estandarizando el control del consumo de alcohol de todos los pacientes, sobre todo entre los pacientes obesos que están en mayor riesgo.

No se trata solo de un reto para la salud. El fuerte aguante de la industria de las bebidas alcohólicas dentro de las complejas recomendaciones de los expertos de la salud en relación a la promoción del alcohol para el público en general ha sido una importante barrera para cambiar.

El profesor Mark Thursz, vicesecretario de la EASL, comentó: "Se necesitan desarrollar y comunicarse mensajes claros en torno a beber de forma saludable para las personas. El concepto de beber de forma responsable puede ser peligroso si hace referencia solo a los efectos de detrimento psicosocial (adición, beber cuando se conduce, conducta desordenada), ya que beber hasta niveles que hagan frente a estos problemas seguiría siendo un detrimento para el hígado y la salud de las personas. Este es el motivo por el que muchas políticas no han conseguido el éxito general al enfrentarse al impacto del alcohol en la salud de los ciudadanos hasta el momento".

"Como uno de los principales determinantes de la salud de Europa, el alcohol todavía cuanta con un bajo enfoque - sobre todo en comparación con el tabaco y la obesidad. Existe una necesidad cada vez más presionada para que las instituciones europeas presten ayuda a la investigación epidemiológica más completa que ayudará a establecer la auténtica carga del alcohol en la salud. Son también necesarias las sanciones claras económicas y legales - como ya sucede con la obesidad - con el etiquetado de los alimentos, y del tabaco - como las prohibiciones en publicidad y en espacios públicos".

Referencias

[1] Alcohol-related harm in Europe. Factsheet. DG SANCO. 2006. http://ec.europa.eu/health/ph_determinants/life_style/alcohol/documents/alcohol_factsheet_en.pdf. Acceso el 25 de noviembre de 2010.

[2] Peter Anderson, Dan Chisholm, Daniela C Fuhr. Effectiveness and cost-effectiveness of policies and programmes to reduce the harm caused by alcohol. Lancet 2009; 373: 2234-46.

[3] Alcohol in Europe: Key facts. http://www.eurocare.org/resources/factsheets/alcohol_in_europe/alcohol_in_europe_key_facts. Acceso el 19 de noviembre de 2010.

[4] Handbook for action on alcohol. World Health Organization Regional Office for Europe. 2009.

[5] Dawson DA, Li TK, Grant BF. A prospective study of risk drinking: at risk for what? Drug Alcohol Depend. 95(1-2), 62-72 (2008).

[6] Nick Sheron, Emma Brandish. Drinking patterns and the risk of serious liver disease. Expert Rev. Gastroenterol. Hepatol. 4(3), xxx-xxx (2010)

CONTACTO: Si desea más información o solicitar una entrevista no dude enconsultar con la oficina de prensa de EASL en: email:media.easl2010@cohnwolfe.com; Isabelle Scali, +44-207-331-2324; TravisTaylor, oficina: +44-207-331-5472

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies