COMUNICADO: Diamantes: la nueva inversión segura del 2017

 

COMUNICADO: Diamantes: la nueva inversión segura del 2017

Diamantes: la nueva inversión segura del 2017
PIXABAY
Actualizado 05/07/2017 9:16:35 CET

Madrid, a 5 de Julio de 2017.-

Debido a la crisis bancaria en los EE.UU y a la volatilidad de la bolsa se ha implantado desde hace años un fuerte sentimiento de desconfianza con el sector financiero. Gran número de inversores se han cobijado en valores más estables y en otros métodos de inversión como son el oro, la plata y los diamantes. Estos son los llamados valores refugio, considerados un valor seguro para el inversor. Una idea muy interesante en tiempos complicados en los que comprar diamantes puede resultar una inversión segura.

La historia del diamante

El primer lugar donde se reconoció un valor especial a los diamantes fue en la India. Los diamantes fueron utilizados para adornar imágenes religiosas hace unos 6.000 años. La antigua ciudad india de Golconda fue hasta el siglo XIX el principal centro de comercio de diamantes del mundo.

Hasta el siglo XVIII los diamantes fueron empleados exclusivamente en India y Borneo. En América del Sur, los primeros diamantes se encontraron en Brasil en el 1725 en el estado de Minas Gerais y hasta 1867 no se descubrió la primera gema de este tipo en Sudáfrica, país considerado como la patria del diamante.

Sudáfrica es el primer productor del mundo de diamantes y la popularidad de estas piedras ha aumentados desde el siglo XIX debido al incremento de la oferta, las mejoras en las técnicas de tallado y el crecimiento de la economía mundial.

¿Cómo se forma un diamante?

La formación de diamantes necesita unas condiciones muy específicas, con materiales ricos en carbono y una altísima presión que va de los 45 a los 60 kilobares. Normalmente, estas condiciones se dan en lugares muy precisos de la Tierra y en profundidades que van de los 300 a los 400 kilómetros de profundidad a una temperatura que va de los 900 a los 1300 ºC.

Estas condiciones “ideales” se dan en dos lugares de la Tierra: bajo el manto de la litosfera y en aquellos puntos en los que se ha producido el impacto de un meteorito.

No todos los diamantes se han formado en la Tierra, existen también los denominados “diamantes carbonados” que se encuentran en Sudamérica o África y que podrían haberse depositado con el impacto de un meteorito sobre la Tierra hace unos tres mil millones de años. Estos diamantes se podrían haber formado en el medio interestelar.

Invertir en diamantes

Invertir en diamantes no es algo habitual, pero se ha vuelto una de las inversiones más seguras de los últimos diez años. Históricamente el negocio de los diamantes ha sido exclusivo de unos pocos

Ahora gracias al universo digital se puede conectar directamente con las principales bolsas de diamantes (Amberes, Tel Aviv, New York y Hong Kong), pudiendo decidir en tiempo real entre las más de 1,6 millones de piezas existentes.

A través de un interface de ecommerce se pueden adquirir diamantes a precio de mayorista. Una vez realizada la selección, se puede enviar la pieza a cualquier parte del mundo o conservarla en una caja de seguridad ubicada en Amberes, un concepto de lo más novedoso. Todas las piezas son certificados por uno de los seis laboratorios gemológicos más importantes del mundo, tales como GIA, IGI, AGS, HRD.

Toda una gran idea de futuro invertir en diamantes certificados, la mejor inversión al alcance del público general.

Autor: Pedro Fernández

Empresa: OlimpoMarketing

   

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies