COMUNICADO: Cómo elegir un buen aire acondicionado

Cómo elegir un buen aire acondicionado
PIXABAY
Actualizado 02/06/2017 10:14:58 CET

Madrid, a 2 de Junio de 2017.-

La temperatura de los últimos días no deja espacio a dudas: estamos entrando de lleno en la época veraniega, esa donde sin una buena bebida fría y un buen equipo de aire acondicionado, nos arriesgamos a sufrir un golpe de calor. Y es precisamente en esta época cuando debemos organizarnos y prever.

Antes de comprar aire acondicionado hay que tener claros algunos puntos importantes, ya sea que se trate de nuestra primera compra o de un cambio de equipo (y esto último ocurre, por ejemplo, cuando el consumo es altísimo en relación a las opciones actuales del mercado, con equipos más modernos).

Lo primero es determinar dónde va a ir colocado el aparato: esto lo haremos en base a nuestras necesidades personales y al tamaño tanto de nuestra vivienda como del lugar que queremos acondicionar. Luego hay que considerar si la habitación donde lo colocaremos tiene muchos muebles y aparatos electrodomésticos, pues estos son fuente de calor y por tanto, necesitaremos más frigorías para enfriar ese espacio. O al revés, si es una sala pequeña y casi vacía.

¿Cuáles son los tipos de aparatos de aire acondicionado más comunes?

Los Split: son elegidos por su comodidad y sencillez de instalación. Además, cuentan con la tecnología más avanzada del momento. Pueden ser individuales o múltiples, ya que permiten la conexión de varios aparatos a una única unidad exterior.

Los Sistemas de Ventana. Se trata de sistemas compactos donde tanto la unidad exterior como la interior están unidas, y es por esto que para poder instalarlo es necesario hacer un hueco en una ventana. Son equipos que tienen muy buen rendimiento.

Los Aires sin Unidad Exterior. Son ideales para cuando por problemas de espacio o de estética, no podemos colocar una unidad exterior, porque no podemos hacer huecos o no queremos ver cables. El costo de instalación en consecuencia es muy bajo.

Los Sistemas Portátiles. Estos equipos resultan sumamente prácticos y tienen en un cuerpo único las dos unidades (la externa y la interna). Pueden trasladarse dentro de la misma vivienda.   

En cualquier caso, e independientemente del equipo que elijamos, debemos colocar un aparato que tenga un termostato ajustable de frío y calor, corte automático, distintos programas, un buen sistema de purificación de aire, filtros accesibles para su limpieza periódica y lamas de dirección que puedan orientarse. Si además cuentan con un programa nocturno, o uno económico, mejor aún.

Autor: Pedro Fernández Empresa: OlimpoMarketing

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies