COMUNICADO: Subcontratación de servicios de empresa

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

COMUNICADO: Subcontratación de servicios de empresa

Actualizado 28/11/2016 14:43:05 CET

¿Qué es el outsourcing?

Madrid, a 28 de noviembre de 2016.- En el momento en el que una determinada empresa alcanza un cierto grado de especialización, empezará a conseguir más competencias y adquirirá nuevos compromisos, por lo que es posible que tenga que contratar a otras para que se encarguen de hacer parte de su trabajo. Esto es lo que se conoce como “outsourcing” o como externalización de servicios.

¿Qué ventajas aporta el outsourcing a una empresa?

   La empresa que está subcontratando debe definir todas las funciones de una forma perfecta y otorgar unas responsabilidades a la empresa que va a contratar. Todo ello tiene que quedar plasmado en el contrato que ambas partes deben revisar y estar de acuerdo antes de proceder.

   Estas son las principales ventajas que aporta la subcontratación a la empresa:

1) Ayuda a flexibilizar la estructura de costes: Esto es así porque los servicios se facturan en función de la carga de trabajo o de la relación de tareas específicas, librando a la empresa del coste fijo que supone mantener una estructura permanente.

2) Calidad: También se consigue un producto/servicio de mayor calidad, prestado por personal especializado y con experiencia en las funciones desempeñadas.

3) Objetivos: La empresa tendrá ahora los recursos necesarios para dedicarse a las tareas que aportan valor al negocio.

Tipos de outsourcing

  Se clasifican atendiendo a diferentes criterios:

Según las áreas de la empresa nos encontramos con subcontratación de procesos internos que se dedican a funciones de mantenimiento, gestión de almacén, cadena de producción. O con subcontratación de procesos externos relacionados con RRHH, transportes, ventas, servicios auxiliares.

Según el tipo de proceso se externalizan tareas de carácter administrativo, de producción o de comerciales (servicios de back office).

Según el lugar en dónde se hace el trabajo: Aquí habrá que analizar el lugar en el que se contrata a la empresa; puede ser en el propio país o en el extranjero, en este último caso se le conoce como una modalidad off shoring.

  Esta última modalidad es la más complicada de llevar a cabo, más que nada porque habrá que cumplir una serie de normativas que garantice que las transacciones se están llevando de la forma adecuada: destacamos la normativa FATCA y la normativa CRS.

- Normativa CRS: Es un sistema que se encarga de intercambiar de forma automática información de carácter tributaria entre diferentes países. De esta manera, en el caso de que las Administraciones necesiten una determinada información, lo podrán hacer de una forma muy sencilla, sin tener que estar ejecutando diferentes trámites que parecen no acabarse nunca.

- Normativa FATCA: Por otro lado, tenemos esta normativa que tiene como objetivo detectar y evitar la evasión de impuestos entre los residentes y ciudadanos de américa que pueden estar recibiendo beneficios de declarar desde cualquier lugar del mundo.

  Ahora ya conoces qué es el outsourcing y las diferentes modalidades que existen; así como algunas de las normativas que debes de tener en cuenta en el caso de que decidas contratar en otro país.

Empresa: OlimpoMarketing

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies