COMUNICADO: El plasma rico en plaquetas aplicado en medicina estética disminuye los efectos de la edad sin cirugía

Actualizado 03/07/2012 14:50:04 CET

El Instituto Quirúrgico Barcelona aplica con éxito este revolucionario tratamiento

Barcelona, 3 de julio de 2012.- Disminuir los efectos de la edad sin pasar por el quirófano ya es una realidad gracias a un revolucionario tratamiento, el plasma rico en plaquetas (PRP). Se trata lo último en llegar a las consultas de medicina estética para conseguir el rejuvenecimiento facial.

El PRP tiene como objetivo disminuir los efectos de la edad a partir de la propia sangre del paciente. Este innovador tratamiento permite eliminar las arrugas extrayendo plasma que se centrifuga para obtener una sangre rica en plaquetas que se reintroduce en la dermis del paciente mediante microinyecciones repartidas en la zona facial.

Las plaquetas son el vehículo para la liberación de factores de crecimiento, que son los responsables de la regeneración celular, del aumento de nuevos vasos sanguíneos y de la producción de nuevo tejido. En definitiva, activan la zona donde se liberan ayudando a reconstruir el tejido dañado.

Este tratamiento se ha aplicado en oftalmología, odontología y traumatología y recientemente se está implantando con éxito en medicina estética. Una de las clínicas de cirugía y medicina estética que desarrolla esta técnica es el Instituto Quirúrgico Barcelona (IQB) cuyo director general, el doctor Julio Puig, destaca los beneficios estéticos del PRP. "Con este tratamiento conseguimos reducir las arrugas finas y profundas a partir de la estimulación del colágeno, hidratar la piel para mejorar su elasticidad, tono y grosor, así como reducir y mejorar las cicatrices".

Los expertos recomiendan recurrir a esta técnica a partir de los 30 años, que es cuando la piel empieza a perder parte de su potencial reparador.

El doctor Puig destaca que una de las ventajas del tratamiento es que no tiene efectos secundarios y "no produce intolerancia ni rechazo porque se trata de parte de la sangre del propio paciente" y además sirve como complemento a "otros tratamientos realizados en combinación con esta técnica".

La aplicación del PRP se realiza en la misma consulta médica, aunque es importante que el paciente se asegure de que la clínica donde acuda lleve a cabo el proceso en condiciones óptimas de esterilidad, evitando que la sangre entre en contacto con el ambiente y pueda contaminarse. En este sentido, el doctor Puig señala que desde IQB "empleamos instrumental que permite que todo el proceso se realice delante del paciente y que el plasma no entre en contacto en ningún momento con el aire". "La sangre se reinyecta al paciente una vez se ha centrifugado sin haber tenido contacto con el exterior, es un proceso totalmente estéril", añade.

Además de en el rostro, el PRP puede aplicarse en cualquier parte del cuerpo como manos, escote o brazos obteniendo excelentes resultados. El tratamiento tarda unos días en ser efectivo, la mejoría de la piel va aumentando con el paso de los días.

Con una trayectoria profesional desde 1987, el doctor Julio Puig es cirujano plástico, estético y reparador y ha realizado su formación como médico especialista en la ciudad sanitaria de Bellvitge. Actualmente es el director general del Instituto Quirúrgico Barcelona (IQB) (93 368 08 08) www.iqbcn.com. Este centro, además de intervenciones quirúrgicas, ofrece una amplia gama de servicios en medicina estética, realizadas por un equipo médico con destacada trayectoria profesional.

Para más información:

Raquel Pérez

INSTITUTO QUIRÚRGICO BARCELONA

Clínica del Pilar-Sant Jordi

c/ Balmes 271, cons 55

tf: 933680808

info@iqbcn.com

www.iqbcn.com

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación