COMUNICADO: Los síntomas del embarazo, semana a semana

 

COMUNICADO: Los síntomas del embarazo, semana a semana

Freepik
FREEPIK
Actualizado 13/06/2017 11:38:15 CET

Son 40 las semanas que de promedio, dura un embarazo. Estar en proceso de gestación es una de las experiencias más bonitas que puede vivir una mujer y que a su vez, provoca cambios en su cuerpo, como nuevos síntomas y cambios en la madre mientras el feto se desarrolla en su interior

Madrid, 13 de junio de 2017.- Antes de nada, es conveniente saber si estás embarazada o no. Para descubrirlo, tu cuerpo te manda algunas señales de que algo está ocurriendo en su interior. El sangrado de implantación es uno de los más habituales y prematuros, ya que es un manchado que puede llegar a la semana de la fecundación. Sucede porque el bebé se está implantando en el útero y con él, la ruptura de algunos vasos sanguíneos. También es un claro síntoma el dolor pélvico, muy parecido al que se sufre días antes de la menstruación. El aumento de pecho es otro signo inequívoco de que estás embarazada, además de que los pezones cambian, oscureciéndose la aréola y aumentando su tamaño. Las náuseas, los mareos y las ganas de vomitar —estas sobre todo a partir de la quinta semana— es uno de esos síntomas molestos que ocasionalmente se presentan para anunciar que viene en camino un bebé. Estar más cansada de lo normal, variaciones en el gusto y en el olfato, o notarte más hinchada de lo habitual también indican que el proceso de gestación está en marcha.

Malestar, tu cuerpo está cambiando

Una vez confirmado tu embarazo, empezarás a sufrir más cambios físicos y psicológicos. El más evidente es la ausencia de menstruación durante el primer trimestre de gestación, que es el que va desde la semana 1 a la 12, mientras que los cambios de humor, para bien o para mal, también comienzan a formar parte de la rutina de la futura mamá. Durante el embarazo semana a semana notarás cómo aumentas de peso, como crece el tamaño del útero y como las ganas de orinar aumentan. Todo ello es muy habitual en el primer trimestre del embarazo, en el que para ti, como futura madre, todo es novedoso si eres primeriza. En las siguientes semanas de embarazo seguirán habiendo cambios a todos los niveles, algo que probablemente te haga consultar constantemente el calendario del embarazo para saber qué día en concreto sales de cuentas y qué fecha es la probable que des a luz.

En el ecuador, más relajación

El segundo trimestre, en el ecuador del embarazo (de la semana 13 a la 26), lo normal es que cada vez comiences a sentirte mejor y algunas dolencias pasen a mejor vida. Eso sí, se calcula que ganarás unos cuatro kilos de peso. Aunque por lo general no sucede, no te extrañes si los pechos segregan calostro. El talle se pierde y, lo que es más emocionante, comienzan a notarse las primeras pataditas y movimientos del feto. También pueden surgir algunos dolores inesperados, como ardor de estómago o congestión nasal que sin embargo, se verán minimizados por las mejores sensaciones con las que te obsequiará tu cuerpo, pues poco a poco va a asimilando los cambios y tú vas sintiéndote mejor con ellos. Se trata de la época en la que sin lugar a dudas más disfruta la madre del proceso, si bien cada persona es un mundo y a todas no les afectan los cambios de la misma manera.

Al final, ganas de dar a luz

Transcurridos seis meses y llegados al tercer trimestre, el que va de la semana 27 a la tan ansiada 40, se puede decir sin miedo a equivocarse que lo peor ya ha pasado. Ya has superado todos los cambios físicos y anímicos que producen en ti el embarazo y es momento de contar los días para salir de cuentas. En este periodo, el bebé que está en camino aprovecha para desarrollarse, produciendo grasa bajo la piel para terminar asemejándose al bebé que llegará al mundo tras el parto. Durante el tramo final del embarazo, la madre engorda entre tres y cinco kilos, algo totalmente natural teniendo en cuenta que cuando nazca la criatura pesará alrededor de 3,5 kg. Lo negativo en las últimas semanas de embarazo serán los dolores y molestias, que aumentarán considerablemente respecto a las anteriores etapas, mientras que lo positivo es que el bebé comenzará a responder a estímulos cercanos como ruidos o música.

Con todo, ya estarás a punto para dar a luz y traer al mundo a tu deseado bebé. Tras nueve meses que para muchas madres se convierten eternos, verás cómo el sacrificio ha valido la pena. Con el tiempo, quien sabe, querrás repetir la sensación de estar embarazada, algo que como todo proceso necesita su tiempo, pero cuyo resultado no es otro que el nacimiento del amor de tu vida.

Para más información:

Emisor: embarazoymas.net

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies