COMUNICADO: Alineación paternal tras el divorcio

Publicado 28/11/2013 11:59:34CET

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Durante la mesa redonda organizada por Padres para la Custodia se debatió sobre el problema del síndrome de alienación parental,como un desorden que surge principalmente en el contexto de las disputas por la guarda y custodia de los niños.

El padre divorciado ha de dejar de ser un mero visitador y tiene que ejercer los mismos cuidados con la obligación de cuidar al hijo, es una de las principales conclusiones de la mesa redonda organizada Padres para la Custodia. La asociación además propone que la tuición de los hijos sea compartida, siempre y cuando uno de los padres esté inhabilitado por dependencia a las drogas o alcoholismo.

Martin Medina Sonda, has destacado los avances que en esta materia ha habido en España y reconoció que en su país queda mucho trabajo por hacer. "México está viviendo unos profundos cambios sociales. Una de las instituciones donde mejor se perciben estos cambios es la familia cuyo modelo tradicional ha sido transformado, tanto en su estructura como en las interacciones que se establecen entre sus miembros".

Según la opinión del empresario y licenciado en derecho, en otros países que han vivido cambios parecidos, la legislatura ha ido adaptándose a las nuevas realidades. Martin Medina Sonda lo ilustraba con el caso de España citando el artículo 94 del Código Civil Español donde se establece que "el progenitor que no tenga consigo a los hijos menores o incapacitados gozará del derecho de visitarlos, comunicar con ellos y tenerlos en su compañía".

Martin Medina Sonda explicó que en México el divorcio sigue ligado a la figura legal de la patria potestad, que en papel garantiza la continuidad conjunta de las funciones paternales, pero en realidad ignora la obligación compartida de los cónyuges de educar y formar a los hijos. Según el empresario y abogado, en el texto está acogido claramente que otorgar la custodia a un progenitor no significa que el otro pierda la potestad y acentúa claramente que los vínculos de parentesco generan una fuerte relación personal a nivel afectivo, que exige la continuidad de la parentalidad aún terminada la conyugalidad.

"Sin embargo la realidad es muy distinta y la inercia legal hace que en el 95% de los casos el padre tras el divorcio quede apartado de su derecho de cuidar y educar a sus hijos", reveló Medina Sonda abogando por la custodia compartida que garantizara a que sea cual fuere el miembro de la pareja con quien conviva el niño no se irrumpa la relación con ambos tras la separación porque y que los regímenes de visitas tienen varias e importantes funciones psicológicas para el desarrollo de la infancia.

Durante la mesa redonda organizada por Padres para la Custodia se debatió sobre el problema del síndrome de alienación parental, como un desorden que surge principalmente en el contexto de las disputas por la guarda y custodia de los niños.

Datos de contacto

Padres para la Custodia

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies