COMUNICADO: Una boda en Extremadura: la nueva moda de la jet

PIXABAY
PIXABAY
Actualizado 02/03/2018 11:05:13 CET

Extremadura es tierra de contrastes, de tradición, de historia y de fincas. Pasear por las calles de Cáceres o detenerse durante un viaje en la zona de la Vera es un plan que atrapa a muchos contrayentes que acaban decidiendo que ese, esos campos, ese rincón español a caballo entre la tradición más histórica que ha sabido incluir parte de la portuguesa en su haber, es el lugar perfecto para hacer sus votos.

Madrid, a 2 de Marzo de 2018.-Cualquiera de las fincas del campo extremeño se han convertido en lugar de referencia para los más acaudalados de nuestro país. No solo personajes como Ana Rosa declaran estar enamorados de los parajes que presenta la Sierra de Gredos, sino que los vecinos ven cómo por allí son habituales otros como Alejandro Sanz, Pepe Barroso o incluso el Rey Emérito.   

Por ello, es uno de los lugares más demandados para contraer matrimonio para todos los amantes del campo, donde la tradición sigue permitiendo agasajar a los invitados con detalles para bodas como tarros de miel para bodas o mermeladas para bodas, donde cualquier recuerdo que se arraigue en este casi desconocido escenario se convierte en oro.

Pasear por sus caminos es hacerlo en la misma historia, en el lugar en el que soberanos decidieron descansar sus últimos días, donde los Monasterios como el de Yuste hablan de la historia de un territorio que, aunque casi compartido con la historia lusa, se habla un castellano de vino de pitarra, de la máxima expresión de una calidad de producto que no pasa desapercibido ni a nivel nacional ni internacional.   

Gredos sigue viendo cómo cada año incrementan los testigos que sellan su amor en sus faldas, en alguna de las cientos de fincas que están destinadas para el turismo y para este tipo de celebraciones, que han sabido dar un color distinto al campo, a la tradición más ancestral, donde los labriegos aún siguen sembrando, año tras año, sus eras para ver cómo brotan los cereales, el tabaco o incluso el espectáculo de los frutales en flor que también tiene un efecto llamada en el turismo.

Extremadura sigue de moda, aunque silenciosa. Es el destino de muchos que buscan esa tranquilidad que solo sus localidades pueden ofrecer, donde incluso uno de los productos más famosos de nuestro país, el jamón, ve cómo, bajo las encinas, crecen las piaras que ofrecen esa estampa.   

Empresa: OlimpoMarketing

Autor: Pedro Fernández

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación