COMUNICADO: Las cláusulas abusivas: ¿cómo podemos recuperar nuestro dinero?

 

COMUNICADO: Las cláusulas abusivas: ¿cómo podemos recuperar nuestro dinero?

DINERO
PIXABAY
Actualizado 11/07/2017 13:06:01 CET

Cada vez son más las personas que deciden reclamar su dinero por cláusulas suelo o gastos de hipoteca

Madrid, a 11 de Julio de 2017.-

Los contratos siempre han de regirse por la buena fe y la transparencia de sus cláusulas, a pesar de que en los últimos años hemos sido testigos de cómo miles de personas, trabajadores autónomos y pymes han perdido su dinero debido a las cláusulas suelo. Para aquellos que no estén familiarizados con este término, una cláusula suelo es una disposición de un contrato que establece un límite mínimo de interés aplicable en la cuota independientemente de que el tipo de interés baje. Es decir, es una cláusula por medio de la cual el hipotecado tiene que pagar lo mismo independientemente de que el euribor baje. Una cláusula completamente abusiva y que los hipotecados pueden reclamar debido a que en la mayoría de los casos no se informó a los firmantes de forma clara y transparente de las mismas. Además, gracias a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, desde el pasado 21 de diciembre de 2016 las entidades bancarias están obligadas a devolver todos esos intereses excesivos que han estado abonando los clientes. No obstante, hay una serie de cuestiones que tenemos que tener en cuenta antes de reclamar una cláusula suelo.

   

Las cláusulas suelo al detalle: ¿cómo sé si tengo una, son ilegales, cómo puedo reclamar y recuperar mi dinero? ¿Y cuánto me va a costar?

Antes ya hemos mencionado de forma breve en qué consiste una cláusula suelo así como la sentencia del Tribunal de Justicia europeo por la cual los bancos están obligados a devolvernos nuestro dinero. No obstante, nos puede surgir la pregunta: ¿tengo una cláusula suelo? Lo más probable es que si revisa su contrato no vea por ningún lado esas dos palabras juntas, no obstante, en las “Condiciones financieras” de su contrato, probablemente aparecerán expresiones complejas como “limitación a la variabilidad del tipo de interés”, que no es sino otra forma de llamar a las cláusulas suelo. Además, si desde el año 2009 en adelante su pago mensual no ha disminuido, lo más seguro es que nos encontremos ante una cláusula suelo.

   

Una vez aclarado este punto, lo siguiente que pensaremos es: ¿cómo puedo recuperar mi dinero? ¿Están los bancos obligados a devolverlo? Pese a la sentencia mencionada antes, la realidad es que las entidades bancarias no están obligadas a devolver ni un céntimo por lo que aquellas personas afectadas tendrán obligatoriamente que reclamar su devolución por medio de una demanda judicial, para lo cual será más que recomendable contar con el asesoramiento de un abogado profesional especializado en este campo. Además, incluso aquellas personas que firmaron un acuerdo con su entidad donde se indicaba que estaban de acuerdo con las cláusulas suelo y que renunciaban a emprender cualquier tipo de acciones legales también podrán reclamar su dinero. Al fin y al cabo se trata de un derecho irrenunciable y en situaciones así estamos amparados por la Ley de Consumidores y Usuarios.

   

Finalmente, una de las preguntas que más se hacen los afectados por este tipo de cláusulas es: ¿cuánto me va a costar y cuándo voy a recuperar mi dinero? La primera pregunta es simple: si la entidad bancaria pierde el juicio, será la responsable de pagar las costas y los honorarios de los abogados. En cuanto a la segunda, tras ponernos en contacto con los abogados, estos pasarán a iniciar las negociaciones con el banco para llegar a un acuerdo. Si el banco acepta el acuerdo, el cliente recuperará su dinero de forma inmediata, no obstante, si no se acepta, se procederá al juicio con el correspondiente retraso hasta que se dicte sentencia.

   

Otras reclamaciones: los gastos derivados de la hipoteca

A pesar de que las cláusulas suelo son las más mencionadas últimamente, muchas personas han visto cómo sus hipotecas han generado una serie de gastos derivados de la formalización de las mismas (en concreto los gastos de notarios y gestorías, los gastos del Registro de la Propiedad, el impuesto AJD y la tasación) y también pueden recuperar su dinero. En estos casos, y al igual que ocurre con las cláusulas suelo, para reclamar los gastos de hipoteca mencionados antes deberemos contar con la ayuda de abogados profesionales que nos asesorarán durante todo el proceso y gracias a los cuales podremos reclamar la devolución de nuestro dinero, independientemente de que ya hayamos cancelado la hipoteca o no, dado que se trata de nuevo de una cláusula abusiva declarada nula por el Tribunal Supremo el 23 de diciembre de 2015. Los pasos a seguir son simples: tendrá que disponer de las facturas de la notaría, del registro, de la tasación y de la carta de pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados para comenzar con el proceso que le permitirá recuperar su dinero.

   

Autor: Pedro Fernández

Empresa: OlimpoMarketing

   

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies