COMUNICADO: Claves para mejorar la empleabilidad joven: idiomas y Garantía Juvenil

 

COMUNICADO: Claves para mejorar la empleabilidad joven: idiomas y Garantía Juvenil

UNSPLASH
UNSPLASH
Actualizado 14/07/2017 14:42:56 CET

Madrid, a 14 de Julio de 2017.-

La emigración juvenil se ha alzado en los últimos tiempos como uno de los principales síntomas de la falta de empleo en España. Según datos publicados por el Gobierno el pasado mes de febrero, un total de 62.102 jóvenes españoles (entre 18 y 35 años) optaron por el ‘exilio laboral’ entre enero y junio de 2016. Asimismo, fueron más de 225.000 españoles los que hicieron las maletas entre 2008 y 2012. El destino principal han sido otros países europeos, aunque América también se haya convertido en una salida para muchos.

Con todo, la adquisición idiomas (sobre todo el inglés) y la capacidad de adaptación a ambientes de cultura distinta, se antojan los más valiosos aprendizajes para aquellos que han optado por esta solución transitoria o definitiva. Aspectos que habitualmente son muy valorados en el mundo empresarial, siendo cada vez es más importante contar con un nivel alto en idiomas si se quiere optar a un puesto de trabajo.

Por otro lado, encontramos varios programas, puestos en marcha por el Estado o la Unión Europea, destinados a mejorar la empleabilidad juvenil. Entre ellos destaca la Garantía Juvenil, cuyo conjunto de estrategias giran en torno a la formación, las prácticas laborales y las ayudas a la contratación de jóvenes. Una de ellas es el Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE), que desde enero de 2016 hasta febrero del presente año ha recibido 58.000 solicitudes de nuevos usuarios, y ha conseguido encontrar trabajo de calidad a más de 1.600 jóvenes. Todo ello gracias a dos planes: uno de Capacitación (que contempla formación general y específica) y otro de Movilidad (consistente en experiencias en empresas europeas).Para beneficiarse de estos planes basta con solicitar la inscripción Sistema de Garantía Juvenil en la Cámara de Comercio más cercana. Los requisitos fundamentales para obtenerlo son: tener entre 16 y 30 años, así como no haber trabajado ni recibido acciones educativas o formativas durante el día previo a la inscripción.

Por último, no son pocos los jóvenes que han encontrado en el emprendimiento una alternativa de futuro. Y es que, según datos del organismo Spain Startup publicados en 2015, el perfil del autónomo era un joven entre 25 y 34 años. Además, esta edad media del emprendedor presenta una inercia rejuvenecedora: en 2014 la franja predominante era la de los 35-44 años; y actualmente la edad media del autónomo tiende a situarse alrededor de los 30 años, o incluso por debajo. Además de lo poco esperanzador del panorama laboral, la explicación de esto parece ser la competencia digital de los más jóvenes. Educados en nuevas tecnologías desde edades tempranas o nativos digitales, los menores de 30 años suelen sacara amplia ventaja a las generaciones posteriores.

   

Autor: Pedro Fernández Empresa: OlimpoMarketing

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies