COMUNICADO: ¿Cómo conseguir la nulidad parcial del préstamo en una hipoteca multidivisa?

 

COMUNICADO: ¿Cómo conseguir la nulidad parcial del préstamo en una hipoteca multidivisa?

HIPOTECA
PIXABAY
Actualizado 23/05/2017 9:52:10 CET

Madrid, 23 de Mayo de 2017 - Para poder comprender mejor esta situación, tenemos que hacer un viaje en el tiempo hacia el periodo comprendido entre los años 2006 y 2008. Fue en este momento cuando el Euribor experimentó una tendencia alcista muy característica y se empezaron a comercializar los préstamos multidivisa a diferentes colectivos.

Por ejemplo, en octubre del 2008 el Euribor rondaba el 4,8% mientras que los pares de divisa Libor-Yen en un mes se situaron cerca del 0,5% mientras que el otro par de divisas Libor-CHF aproximadamente sobre el 1,5%.Ese fue precisamente el detonante que hizo que las entidades de crédito empezaran a comercializar las ya famosas “hipotecas multidivisa”.Esto tiene su razón de ser, según los abogados especialistas en hipoteca multidivisa, debido al tipo de cambio entre las dos divisas del momento, en comparación con el Euro y los tipos de interés que se aplicaban, la cuota de cada hipoteca se veía reducida de una forma muy característica. Sin embargo, no todo fue tan bueno como se esperaba.

 

El principal problema de las hipotecas multidivisa

Aunque la teoría -disfrazada- nos decía que el cliente conseguiría un ahorro muy importante, tenía una pega y es que el consumidor raramente era advertido de lo que pasaría si la evolución del valor de la moneda pudiera jugar en su contra. El problema de ello es que no solo no amortizarían la deuda económica, sino que esta podría verse incrementada (en algunos casos, el aumento ha sido de hasta un 30% más, eso sí, hablamos de los casos más graves).

Para que lo puedas entender más fácilmente, estamos hablando de personas que aunque hayan pagado con la cuota establecida mes a mes, si la divisa que eligieron tiene una diferencia importante con respecto a la divisa Euro, se darán cuenta de que no sólo su deuda no disminuye mes a mes, si no que no hace otra cosa que aumentar, siendo la situación crítica.

 

¿Qué tipo de cliente fue engañado por las hipotecas multidivisas?

 

Aunque en varios casos podríamos ponerle la etiqueta de verdadero engaño, la mayoría de los préstamos multidivisa se firmaron mediante falta de transparencia. En muchos casos, el cliente no sabía ni tan siquiera lo que firmaba: o bien el banco no le informaba de ello o bien lo hacía en una serie de terminología muy compleja de entender para aquellos que no son banqueros.

 

El perfil de cliente seleccionado para este tipo de hipoteca era aquel que contaba con una fuente de ingresos regulares, estables, con una cierta capacidad económica para que pudieran enfrentarse a la evolución de la cuota en el caso de que no todo saliese bien. Por lo general, los afectados han sido funcionarios, bomberos, profesionales del mundo de la aviación (que pueden ser desde controladores aéreos como pilotos), médicos, entre otros.

 

Es decir, que el banco no solo tenía claro que la evolución de la divisa podría ser caótica, sino que hasta estaba preparado para cuando esto ocurriese; sin embargo, el usuario quedó completamente atónito cuando se dio cuenta de que, aun habiendo cumplido con todo lo que firmó con el banco, la deuda no paraba de incrementarse.

 

¿Y qué se puede hacer al respecto?

 

Afortunadamente, ya tenemos muchas sentencias en las que apoyarnos para formular una demanda.

 

En el famoso caso Káster, del que se emitió una sentencia por el TJUE el 30 de abril del 2014, se declaró la nulidad parcial de un préstamo con opción multidivisa. Esto fue una buena noticia para todos los afectados por estas hipotecas, ya que ante ellos se abría un nuevo mundo de posibilidades para intentar que su caso fuera llevado a las autoridades pertinentes y ser resuelto a favor.

 

Esta sentencia es el resultado de la interpretación del artículo 4, apartado 2 de la Directiva 93/13. Es decir, que la cláusula que hace referencia a la opción multidivisa en una de estas hipotecas debe de haber sido redactada de manera clara, comprensible, sin ocultar información. De esta manera, en el caso de que no se cumpla con la norma, y siempre y cuando no se llegue a un equilibrio entre las partes y no se haya expuesto de forma transparente el funcionamiento de este tipo de hipoteca, la cláusula podría quedar anulada.

 

Pero la luz verde al paso de la nulidad de las opciones multidivisa vino de la mano de la sentencia del Tribunal Supremo de 30 de junio de 2015, en la que se catalogó a la opción multidivisa como un verdadero derivado financiero.

 

Desde la sentencia del TS la tendencia fue tajante: se estimó la nulidad del préstamo, en concreto de la cláusula que hace referencia a esta hipoteca, determinando que es perjudicial para el cliente. Es decir, que realmente se pudo probar que esta cláusula se había redactado con el objetivo de ser engañosa, de tal forma que el usuario no pudiera comprender muy bien lo que iba a firmar y así facilitar el trato en aquellos que no lo tuvieran demasiado claro.

 

Ante esta nueva situación, en el caso de que quieras conseguir la nulidad parcial del préstamo multidivisa, lo primero que debes hacer es buscar a un buen abogado que pueda tener una sólida experiencia en este ámbito. Un buen ejemplo es la empresa Navas & Cusí. Si se apuesta por esta entidad, puedes estar seguro de que se recibirá apoyo legal para aquellas personas que hayan quedado afectadas por este tipo de préstamos hipotecario (y realmente cualquier otro, tan solo habrá que dejar el caso en sus manos para que lo puedan estudiar y determinar cuál es el mejor camino para iniciar las reclamaciones pertinentes).

 

Estamos hablando de una empresa que ya cuenta con una experimentada práctica en estos casos, por lo que ya tendremos mucho trecho ganado, al confiar en un completo grupo de profesionales que sale lo que está haciendo en todo momento.

 

Sin ir más lejos, Juan Ignacio Navas, socio fundador de la firma, escribió un libro sobre Hipoteca Multidivisa con título: “¿Cómo conseguir la nulidad parcial del préstamo?” en la que fue pionero en afirmar que la opción multidivisa es un derivado financiero, y en el que se detalla la situación, algunos de los protocolos de actuación y lo que se puede esperar de la reclamación.

 

Ante cualquier tipo de duda, podemos confiar en ellos para que nos echen una mano.

 

Autor: Borja García

 

Empresa: Olimpo Marketing

 

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies