COMUNICADO: Consejos para conseguir un cuidado facial natural

 

COMUNICADO: Consejos para conseguir un cuidado facial natural

Ingredientes ecológicos
PIXABAY
Actualizado 07/07/2017 9:55:28 CET

Madrid, a 7 de Julio de 2017.-

El cuidado corporal es esencial para lucir un aspecto sano y radiante, son muchos los trucos o consejos que se pueden seguir para conseguir un resultado óptimo, lo más importante aquí es encontrar el combinado perfecto para tu tipo de piel.

En el mercado existen muchos productos para el cuidado corporal y facial, tantos que es muy difícil saber distinguir entre cuales son de buena calidad y cuáles no, teniendo en cuenta al mismo tiempo que productos contienen elementos que puedan no ser tan buenos para la piel ya que lo cierto es que muchas veces las industrias reducen costes a costa de la calidad final del producto. No es de extrañar la cantidad de alergias y problemas en la piel que surgen continuamente en los consumidores de productos de belleza precisamente por culpa de un producto de pésima calidad que en vez de ayudar a cuidar la piel la daña.

En este punto te preguntarás cómo saber qué productos son buenos y que productos son perjudiciales para tu piel. Como se ha dicho anteriormente, la cantidad de productos que hay es inmensa, puedes intentar evitar determinadas marcas que a priori sabes que son de baja calidad, y apostar por marcas de alta gama pero eso no te asegura que están introduciendo componentes que sean malos para tu piel. Por este motivo, lo mejor es cambiar a un cuidado más natural que no sea tan agresivo para la piel, haciendo uso de tratamientos “antiguos” que los puedes fabricar tú mismo o bien consiguiendo productos que sean lo más orgánicos posibles, es decir, apostando por una cosmética natural.

A continuación se enumeran distintos tratamientos naturales que te ayudarán a cuidar tu piel de la forma más fácil posible:

- Aceites esenciales. Los aceites esenciales son un gran aliado para aquellas personas que quieran apostar por un cuidado facial y corporal natural, pues son obtenidos directamente de la planta en cuestión mediante un simple proceso de destilación, en este proceso se obtiene el aceite esencial y por otra parte el hidrolato, el cual sería la parte acuosa obtenida en la destilación. Los aceites esenciales los puedes encontrar de muchas plantas como el árbol de té, la lavanda, el romero, el argán y muchos más. Pero cuidado, no creas que por el simple hecho de ser aceite van a hidratar todos por igual, este es un error muy común, cada aceite esencial tiene unas características y funciones bien definidas, si tu piel es más bien grasa el aceite que te irá bien será el del árbol de té ya que tiende más a regular ese exceso de grasa facial, y si por el contrario tienes una piel más bien seca el aceite de argán será perfecto para que tu piel se vea radiante. Además de usar el aceite esencial como “hidratante” para tu piel puedes usarlo también para el cuidado capilar, un ejemplo muy claro en este punto es el aceite de coco el cual al ponerlo en el cabello seco durante un par de horas antes de lavarlo, aportará a tu pelo una suavidad y brillo que te dejará cuanto menos asombrado.

- Hidrolatos. Como se ha comentado anteriormente en el proceso de destilación para obtener el aceite esencial, al mismo tiempo se obtiene el hidrolato de dicha planta. El hidrolato no es más que el agua, es decir, si habláramos de un hidrolato de lavanda, estaríamos hablando de agua de lavanda. En este caso el hidrolato funciona perfectamente como tónico, el cual puedes aplicar antes de usar tu aceite esencial o tu crema natural.

- Cremas corporales. Para el cuidado corporal puedes usar también los aceites esenciales, pero debido a su precio lo mejor es que busques una crema hidratante que sea orgánica, sólo tendrás que cerciorarte de que en el envase de dicha crema haya un sello o varios que garanticen que el producto sea orgánico, bio o incluso libre de crueldad animal. Ahora que el verano está aquí, también puedes apostar por una opción más natural buscando una crema solar ecológica que se adecue a tus necesidades, sin olvidar que tenga un factor de protección solar alto para evitar problemas futuros en la piel.

- Mascarillas faciales. Las mascarillas faciales son un plus que nos ayuda a mantener la piel perfecta, puedes buscar mascarillas que estén compuestas por componentes naturales, sólo tendrás que prestar atención a la lista de ingredientes o bien puedes fabricar tu propia mascarilla, lo cierto es que gracias a la tendencia que hay en cuanto al cuidado natural de la piel en muchos sitios web podrás encontrar recetas de mascarillas que sólo contengan frutas, miel y alguna verdura, así de simple.

Como se puede observar, existen remedios naturales para cuidar nuestra piel sin tener que acabar usando los productos que sin darnos cuenta la dañen, tan sólo necesitas buscar el combo perfecto para tu tipo de piel.

   

Autor: Pedro Fernández

Empresa: OlimpoMarketing

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies