COMUNICADO: ¿Por qué elegir una silla a contramarcha?

Contador
Pixabay
PIXABAY
Actualizado 07/12/2017 13:26:41 CET

Madrid, 7 de diciembre de 2017.- Una silla a contramarcha es, bueno como su nombre lo indica, es una silla que tiene como objeto adaptarse en el coche en contra a la dirección en la que viajamos, para poder estar seguro que nuestros hijos están mucho más seguros. Tanto es así que algunos expertos de la Universidad de Granada aseguran que (parafraseando sus palabras) el uso de sillas de bebe a contramarcha es el único sistema que puede evitar lesiones a toda costa (algo que se puede observar en los números ya que este tipo de sillas evita en un 95% de las veces todas las lesiones). Incluso de ser posible lo mejor es mantener los asientos a contramarcha la mayor cantidad de tiempo, si el físico del niño lo permite incluso hasta los seis años.

Entre 2014 y 2015 la cifra de niños fallecidos por no utilizar sillas a contramarcha (en España) era de 6 infantes, algo realmente preocupante y sobre todo evitable.

Por supuesto como padres solemos preocuparnos de más y preguntarnos cosas como: ¿No se sentirá incómodo mi hijo por no estirar las piernas? ¿Puede aburrirse o asustarse al estar volteado? Las respuestas a estas preguntas son bastante sencillas: los niños viajan muy cómodos en sillas a contramarcha y con sus piernas recostadas. Por otra parte el niño no notara mucho la diferencia entre una silla normal y una silla a contramarcha, simplemente porque de cualquiera de las dos formas está apuntando directamente a un asiento.

Como en todas las cosas hay mejores y peores sillas a contramarcha, algunas con un diseño más novedoso, otras con más tiempo en el mercado pero muy fieles, aquí les hablaremos sobre dos de las mejores sillas de bebé a contramarcha:

-Sillas i size: El i-size es una nueva normativa para las sillas de coche, la cual busca regular las mismas buscando mejorar la seguridad infantil, la misma entra en vigor en el año 2013 y que tiene algunas diferencias respecto a la anterior normativa:

-Se comienzan a dividir las sillas por peso y altura del bebé.

-Desde este año se han comenzado a realizar las pruebas con muñecos que tienen mejores criterios de lesiones, de esta manera se mejora la calidad de las sillas.

-Deben instalarse con sistema isofix (es un sistema estándar para sujetar las sillas de bebe) buscando evitar confusiones a la hora de ser instaladas.

-Garantiza que las sillas a contramarcha deban usarse al menos hasta los 15 meses de edad del niño.

-Silla Gravity de Jané i-Size: Jané ha lanzado al mercado la Silla de Auto Gravity regulada mediante la normativa i-Size. Una silla de auto que puede ser utilizada a contramarcha desde los 40 cm. hasta los 105 cm. Las sillas i-Size a contramarcha y con sistema Isofix ofrece más seguridad reduciendo en un 95% las lesiones en caso de impacto. Rota 360º para cambiarla de orientación sin necesidad de ser desinstalada. Incluye indicadores para asegurarnos que la silla está correctamente instalada al coche.

Estas y muchas más son las razones por las cuales es recomendado utilizar las sillas a contramarcha, ya que la seguridad de nuestros hijos no es algo que debamos tomar a la ligera.

Para más información:

Autor: Pedro Fernández

Empresa: Olimpo Marketing

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies