COMUNICADO: Hacer cosmética natural en casa: mucho más fácil de lo que piensas

PIXABAY
PIXABAY
Actualizado 17/08/2017 10:50:24 CET

La cosmética natural casera tiene muchos beneficios; los principales saltan a la vista. Se pueden lograr productos de carácter biológico, esto es, sin componentes que puedan ser dañinos para nuestra piel y nuestro organismo en general. Lo importante es cuidar las materias primas de la elaboración, utilizando materiales en lo posible provenientes de producciones ecológicas y autorizados.

Madrid, a 17 de Agosto de 2017.-

Uno puede preguntarse ¿pero por dónde empiezo? Lo primero es encontrar un sitio de confianza que pueda guiarnos y asesorarnos, en conseguir materiales y en la fabricación de los productos, como es el caso de Gran Velada, una tienda especializada en cosmética natural. Especialistas en materiales para hacer Jabon casero, disponen de tutoriales gratuitos para aprender. El jabón se ha hecho en casa desde tiempos inmemoriales y es sin dudas interesante poder reeditar esta tradición, cuidando así nuestro organismo y el medio ambiente.

¿Qué tipos de jabones se pueden fabricar? Pues de todo tipo, desde el clásico jabón de aceite hasta los de glicerina, que puedes hacerlos en distintos colores y liberar tu imaginación para darle formas diferentes, originales; también puedes hacer jabón de aceite, jabón líquido y hasta tu champú. Lo importantes es seleccionar los productos clave para cada caso: bases, colorantes, esencias aromáticas, aceites esenciales y principios activos.

Ten en cuenta que además necesitarás moldes para estampar jabones, arcillas, sales y exfoliantes y seguramente un toque de hierbas terminará de dar a tus productos ese extra específico, tan beneficioso. Puede que necesites además algunos utensilios especiales, como básculas, cortadores de jabón, termómetro y envases. Hacer nuestros propios jabones no sólo resulta más barato, sino que estamos asegurando, para nosotros y nuestra familia, los mejores ingredientes.

Y no sólo jabones; el mundo de la cosmética natural es amplio, y también comprende el hacer velas. Podrás hacer tus propias velas caseras con sus tutoriales y materiales para hacer velas artesanales, una forma estupenda de ambientar nuestro hogar, darle un aroma y una energía adecuadas, sin contaminar con materiales que pueden resultar dañinos. Los blogs especialmente dedicados te enseñan el paso a paso, además de darte ideas y consejos útiles.

Las velas son un objeto de decoración clave y sumamente versátil, ya que sus usos son múltiples: iluminan, crean ambiente, aportan calidez, y además, si están hechos con los productos adecuados y aceites esenciales específicos, facilitan la tranquilidad y ayudan a conciliar el sueño favoreciendo el descanso y la desconexión.

El material primordial para que puedas hacer tus velas es la parafina, y luego bastará con elegir las mechas, los moldes en función de la forma que quieras darle, y por supuesto, elegir el color a través de los colorantes y pinturas especiales para velas. También podrás elegir el aroma que quieres que desprenda al encenderla. Una Tienda online de materiales para hacer jabón casero, velas artesanales, cremas caseras y perfumes te proporcionará todos los elementos necesarios, pero además te brindará asesoramiento en todo lo relacionado a cómo hacer velas, ya sean para uso doméstico como si estás pensando en montar un negocio artesanal.   

La cosmética artesanal te permite crear infinidad de productos y tu piel estará agradecida; la mayoría de los productos que compramos contienen elementos que pueden ser irritantes y hasta dañinos para la piel y el organismo,por lo que el poder fabricar tus propios productos te permitirá elegir los mejores ingredientes. En una tienda de Cosmetica natural casera shop, especialistas en materiales e ingredientes para cremas caseras podrás conseguir cremas, geles, mascarillas base, aceites esenciales, extractos y aceites vegetales, arcilla verde, blanca y roja, rosa mosqueta, aceite de argán, aloe vera y principios activos cosméticos como el colágeno y la elastina, y con ellos podrás fabricar infinidad de productos, desde cremas hidratantes a mascarillas caseras, cremas para el cuerpo y sérums específicos.

Además, teniendo en cuenta el tipo de piel que tienes, podrás atender sus necesidades de modo específico, preparando todo aquellos que necesites para hacerle frente a problemas como el acné, las manchas, la piel seca, la piel deshidratada, las irritaciones, y las arrugas y líneas de expresión. Como las cremas son el resultado de emulsionar una fase grasa como pueden ser aceites y mantecas con una acuosa, la proporción de cada una de estas fases dependerá del tipo de piel que tengas. Las cremas que contienen más aceite que agua son más densas y también más nutritivas, ideales para pieles secas y deshidratadas, para usar durante el invierno o todo el años si tienes piel madura. Por el contrario si las haces con más agua que aceite, tus cremas resultarán mucho más ligeras y aptas para pieles jóvenes o grasas. De la unión de estas dos fases surge entonces la base de tu producto; luego podrás añadir, dependiendo de la condición que presenta tu piel, los principios activos, extractos de plantas y aceites esenciales necesarios.

 

Autor: Pedro Fernández Empresa: OlimpoMarketing

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies