COMUNICADO: Llega el frío, es hora de cambiar la caldera

PEXELS
PEXELS
Actualizado 21/12/2017 12:44:32 CET

Madrid, 21 de diciembre de 2017-. Con la bajada brusca de temperaturas, aumentamos la potencia de nuestras calderas, con lo que calentamos algo más el agua sanitaria necesaria para las duchas o aumentamos la temperatura del hogar, aclimatando las habitaciones para estar más confortables en ellas. Es ahora cuando nos damos cuenta de que estos aparatos ya no calientan lo suficiente, que han quedado anticuados y no funcionan correctamente y, por lo tanto, hay que cambiarlos.

Ha llegado el momento de investigar un poco, estudiar qué caldera nos interesa poner en sustitución de la que teníamos funcionando hasta ahora, tanto para sacarle el máximo rendimiento como para que nos dure más tiempo.

Lo lógico es que elijamos entre una caldera de gasoil y una caldera de gas natural, conocerlas un poco nos ayudará a que nuestra decisión final sea la más acertada y conveniente a nuestras condiciones de habitabilidad particular.

Aunque, elijamos el tipo de caldera que elijamos, siempre hay que confiar en una gran marca de fabricantes para que optimice y rinda al máximo y nos ofrezca las máximas garantías en cuanto a calderas eficientes, que sean capaces de garantizar un buen funcionamiento, una potencia adecuada y controlada, gran durabilidad, fácil mantenimiento, en definitiva, calderas de calidad y esto solo ocurre con marcas de prestigio a nivel mundial.

Si buscas las mejores calderas en Mundo Junkers tienes el más amplio abanico en modelos y marcas a los mejores precios, por algo se han convertido en los líderes en la venta de sistemas de producción de agua caliente y calefacción para el hogar. Con más de 100 años de experiencia, en los que han sabido adaptar las instalaciones de todo tipo de calderas a las condiciones y exigencias de todos sus clientes.

Calderas de Gasoil o calderas de Gas Natural

Esta es la gran pregunta que tenemos que contestar. A título informativo, decir que el gasoil es más contaminante que el gas natural y que aun soliéndose utilizar como combustible para vehículos a motor, también es muy útil como energía para estos apartados domésticos, almacenándose en depósitos situados en la vivienda del usuario. Las calderas a gasoil están disponibles en toda España, pero son menos eficientes y caras.

El gas natural, por su parte, está considerado como uno de los suministros más económicos que existen y también de los más baratos de mantener. Se reparte a través de una red de distribución que conecta con la instalación del cliente. Son calderas más eficientes y su combustión es muy limpia. En contraposición, es muy difícil de almacenar y se necesitan equipos especiales, pues requiere presiones muy altas para mantenerse estable.

Duración de las calderas

Un factor de gran importancia a tener en cuenta para la mejor elección de estos aparatos es considerar su durabilidad, algo que va a depender en gran medida de la instalación donde hace su función, pues, por ejemplo, en lo relativo a la corrosión de sus piezas de metal no será lo mismo estar en el interior que en el exterior de un edificio. Igualmente, la calidad de sus materiales y el esmero de su montaje tendrán una gran importancia.

Se suele considerar como 10 años la media de vida de una buena caldera de gas, aunque no es de extrañar encontrar calderas con más de 30 años funcionando perfectamente. Dependerá así mismo del mantenimiento que les demos, manteniendo una presurización adecuada, un buen diseño en cuanto al circuito de calefacción, cuidando el nivel de agua (que nunca quede demasiado bajo), con una correcta instalación en los elementos de evacuación de los gases y cumpliendo escrupulosamente el programa de mantenimiento presentado por la marca fabricante.

Estas mismas recomendaciones pueden servir para las calderas de gasoil, aunque en cuestión de durabilidad las calderas de gasoil suelen durar el doble, 20 años de media, si tenemos en cuenta una especificación en concreto, pues no es lo mismo que la chapa sea de acero, que se perforan por corrosión, a que sea de hierro fundido, que no se corroe. Aquí puede estar la clave para que dure 20 años o para que en el segundo comience a dar problemas.

En cualquier caso, y para profundizar aun más en las diferencias entre estos dos tipos de calderas, puedes entrar en la página web referenciada y realizar tus consultas a los expertos en calderas de Mundo Yunkers, quienes te asesorarán y te recomendarán la caldera más propicia para las dimensiones de tu hogar, el aislamiento que tenga, así como por las condiciones climáticas del lugar en el que esté ubicada.

Emisor: mundojunkers.es

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación