COMUNICADO: Malestares silenciosos que afectan a las familias españolas

Pixabay
PIXABAY
Actualizado 02/03/2017 10:29:20 CET

La salud es lo más importante de cada persona, y en especial de cada familia. Se dice que cuando se tiene salud, lo demás viene como añadido. A pesar de ello, es la salud la primera pata que cojea en un sinnúmero de personas

Madrid, 2 de marzo de 2017.- Tener algunos malestares a menudo no significa estar conscientes de sus síntomas. Algunos de estos padecimientos tienen orígenes tan diversos y patrones tan comunes con una rutina cualquiera que se les deja pasar desapercibidos.

En ocasiones, no es sino hasta que los síntomas son incontrolables cuando se toman prioridades para estos casos. En muchas oportunidades, acusando falta de tiempo, dinero o espacio en las agendas, se acude únicamente a remedios caseros.

Y lo cierto es que aunque estos remedios puedan resultar benéficos al corto plazo, las curas definitivas suelen llevar más tiempo y sobre todo mucha colaboración con médicos profesionales. Entre tanto, estos son los malestares más comunes que sufren los españoles y que, sin embargo, no se hacen notar.

La insulina alta Predominantemente en la mujer por su condición de consumo de medicamentos anti conceptivos. La insulina alta, al igual que la resistencia a la insulina, son padecimientos tan silenciosos que sus síntomas a menudo se confunden con los de otra enfermedad.

En el caso particular de los españoles, uno de los síntomas más comunes de tener la insulina en niveles superiores a los normales es que, tras exámenes médicos, los triglicéridos y el colesterol estén muy por encima de los valores normales.

No obstante, esto se asocia con un consumo excesivo de grasas o carnes, y no con niveles altos de insulina. Por eso, se trata inadecuadamente.

Otros síntomas comunes de tener la insulina alta, en hombres y mujeres por igual, es el estrés, la irritabilidad y el cansancio. La inapetencia matutina también entra en este renglón.

La mejor manera de equilibrar estos niveles es haciendo ejercicio todos los días.

Los problemas asociados a la salud bucal Una moda bastante generalizada en este país es la no asistencia a una clínica dental.

Sin embargo, las consecuencias de esta conducta generalizada es una salud bucal deficiente, cuyos gastos correctivos resultan ser mucho mayores a los tratamientos preventivos y programados.

La caries, el sarro y sus malestares consecuentes en las encías y en los dientes son un síntoma bastante común que, aunque se contrarrestan con el cepillado diario, requieren siempre de un tratamiento dental.

Para evitar sufrir de estos síntomas, lo mejor es agendar al menos una vez cada 6 meses una consulta en cualquier clínica dental de confianza.

La Enuresis Si alguien dice que la enuresis es un padecimiento involuntario, pocos sabrán de qué se trata. Pero si, en cambio, se dice que un niño no es culpable de padecer Enuresis (Pis en la cama), la situación se simplifica.

Que los niños, tras pasar los 4 a 6 años, sigan sin poder aguantar o levantarse de la cama tras estar dormidos, corresponde a sufrir enuresis.

Contrario a lo que se cree, esta no es una enfermedad sino un trastorno psicológico que puede estar condicionado por patrones culturales, emocionales o conductuales dependiendo del trato que reciba por parte de su entorno.

La mejor forma de curar esta enfermedad es asistiendo a terapias con personal especializado, y hasta recurriendo a aparatos tecnológicos cuya tecnología va conduciendo a que el niño sea capaz, después de un corto tiempo, de tomar acciones por su cuenta y erradicar de una vez a este trastorno.

Para más información:

Empresa: Olimpo Marketing

Autor: Pedro Fernández

   

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies