COMUNICADO: Malos tiempos para el cine independiente

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

COMUNICADO: Malos tiempos para el cine independiente

Malos tiempos para el cine independiente
PIXABAY
Actualizado 25/11/2016 16:41:24 CET

Madrid, 21 de noviembre de 2016

El cine independiente es aquel que crea películas fuera de los grandes estudios cinematográficos, cuyos profesionales, en muchos casos, no tiene afiliación alguna a sindicatos del sector. Se trata, por lo general, de películas de bajo presupuesto en las que trabaja una productora pequeña.

El cine independiente hunde sus raíces en la segunda mitad del siglo XX, estando su aparición ligada a corrientes cinematográficas como el Neorrealismo italiano o la Nouvelle vage francesa, entre otros. Hasta hoy, diferentes movimientos han contribuido a su desarrollo y al aprovechamiento de las nuevas tecnologías digitales.

Como toda corriente artística independiente, ofrece posibilidades a creadores que no tienen visibilidad, pero, además, de eso, ahonda en técnicas y en corrientes estéticas cinematográficas que no son exploradas en las películas adscritas a los circuitos de comercio habitual. Eso tiene su importancia para la innovación, para la búsqueda de nuevas propuestas creativas dentro del Séptimo Arte.

Pero el cine independiente está viviendo una mala época en España. Al IVA cultural se sumó el recorte de incentivos para la distribución, lo que es reivindicado de forma vehemente por el gremio. Éste es consciente de que hace 15 años que no se abre una sala de cine independiente en España, salvo excepciones. Un gran número de pueblos entre 50 y 100.000 habitantes no tiene sala de cine, y ahora tendría que adaptarse a una Era Digital que dejó muy atrás lo analógico, algo que no carece de dificultades. Por falta de público también han desaparecido las sesiones golfas.

Libertad al margen de los circuitos comerciales habituales

La situación ha sido analizada recientemente por productores, distribuidores, gestores o dueños de salas independientes en el marco del Festival de Cine Europeo de Sevilla. Sus reivindicaciones han sido recogidas por la periodista Sandra Camps en la web de RTVE. Bajar el IVA, incentivar la distribución y educar a las nuevas generaciones se considera fundamental, aunque también se ha puesto sobre la mesa adaptar la legislación para que la prioridad al exhibir una película sea de las salas de cine.

La revista digital Impactony realizó en 2012 una entrevista al director y productor Jorge Ameer, un panameño residente en Estados Unidos que es defensor apasionante del cine independiente. Él considera que hasta los años 80 se dejó libertad en Hollywood, pero en los 90 comenzaron a hacerse películas por comité, “en base a su prospecto de lanzamiento”. De esta forma, la base artística quedaba en un segundo plano.

Los creadores independientes, por lo tanto, suelen ser profesionales con vocación que rehuyen de estudios que, como afirma Ameer tajantemente, se han vuelto máquinas de mercadear películas. Hay más negocio que creatividad.

Los retos del cine

No son pocos, por lo tanto, los retos que el cine independiente tiene ante sí, a lo que se suma la falta de presupuesto que le acompaña desde sus inicios. Algunos creadores se ven obligados a recurrir a empresas de alquiler material cinematográfico en Madrid, por ejemplo, alquiler de cámaras Arri en www.rcservice.es.

Pero lo peor no es eso, que al fin y al cabo es una característica inherente al sector, sino la falta generalizada de público que afecta también al cine comercial y, por extensión, a empresas proveedoras como la mencionada o como www.rollingcameracar.com, que permite el alquiler cámara car para rodajes de cine. El concepto Cámara Car es utilizado para describir a una camioneta que lleva incorporada una plataforma adecuada para la filmación de escenas de vehículos en movimiento, por ejemplo, en una persecución.

El cine español

La Universidad Europea de Madrid, por otra parte, ha debatido este año los nuevos retos del cine español, concretamente en su Semana de la Comunicación. Pese a haber experimentado crecimiento en los últimos años, éste es insuficiente para las 180 producciones que se llevan a cabo en España cada año. También se insistió en el encuentro en la importancia de la formación de los futuros cineastas.

Se entiende también desde el sector que tendría que existir más relación entre productores y cadenas de televisión, lo que es además una potente arma para la promoción. Ésto último, eso sí, no consigue unanimidad entre los profesionales del cine, puesto que algunos rechazan las asociaciones con la televisión.

Pese a ser conscientes de la situación que vive la cultura en general en nuestro país, entre conocidos rostros del cine español no falta tampoco la autocrítica, aunque actrices como Adriana Ugarte consideran que falta mucha por hacer. Cuando recogió su premio Goya a la Mejor Actriz Revelación en el año 2015, Nerea Barros consideró que el cine español había conseguido por fin romper una distancia que había con el público.

Entender el comportamiento de los espectadores, de hecho, siempre ha sido objetivo del cine, en todas sus modalidades. A eso se une acrecentar la disponibilidad de películas creadas en un territorio concreto, como España, y aumentar su visibilidad. El gremio espera que no solo ellos estén involucrados, sino también las administraciones públicas.

Emisor: Promonet S.L.

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies