COMUNICADO: PlaqueOff: un fácil cuidado bucal canino

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

COMUNICADO: PlaqueOff: un fácil cuidado bucal canino

Www.Thepetshopboys.Es
FREEPIK
Actualizado 22/11/2016 13:40:46 CET

Madrid, 22 de noviembre de 2016.- Disponible en cualquier tienda de animales online, PlaqueOff es uno de los productos que siempre debe tener cualquier propietario de una mascota. Aunque ampliamente recomendado para los caninos y los mínimos, en este caso particular se hará énfasis en los problemas que afectan la salud bucal de un perro, sus principales complicaciones y dificultades de tratamiento. Finalmente, se dictaminarán consejos clave para que la salud bucal de su mascota no tenga mayores preocupaciones.

Principales problemas bucales en un perro

   La mayoría de los problemas bucales en un perro no se diferencian mucho, en la forma de aparición, escalabilidad o gravedad, de las de una persona común y corriente. Los casos normales de estos problemas no se logran hacer ver en la medida en la que van apareciendo, sino, al contrario, cuando ya tienen un carácter grave o hasta irreversible. Por tanto, los cuidados preventivos en relación con estos problemas son muy difíciles de determinar, por un desconocimiento de lo que podría suceder, así como por una sensación de comodidad porque, a final de cuentas, no hay nada que pueda atentar contra la óptima salud bucal del perro en ese determinado momento.

   No obstante, el día en el que el problema conviva con su mascota llegará. Los principales problemas que aquejan a la boca de su perro son alguno de los tres siguientes.

Sarro

   El sarro, comúnmente conocido como placa, es la acumulación de bacterias en la superficie de los dientes del perro. No logra distinguirse hasta que ya es de gravedad, cuando la superficie de los dientes se torna de un color amarillo o hasta marrón, con palpables signos de descuido y suciedad. Una vez que el sarro ya se encuentra adherido a la superficie de los dientes, resulta muy difícil retirarlo.

   Este problema es muy típico y común porque las bacterias se acumulan tras cada comida. En el caso de los humanos, se indica que deben utilizar hilo dental y cepillar los dientes después de cada comida para evitar la aparición de placa, sarro o caries. Pero, en el caso de las mascotas, perros y gatos principalmente, esta labor de prevención y mantenimiento tiene condicionantes que la hace inviable o imposible.

Mal aliento

   En una gran proporción, el mal aliento en la mascota es una consecuencia de la acumulación de sarro en los dientes. Por lo tanto, tendría que darse la primera anomalía para poder darse la segunda. Aunque no siempre será así.

   Cuando existe mal aliento en su mascota, significa que los niveles de gravedad del sarro que presenta el canino son muy altos, y necesita ser tratado inmediatamente. Ya para estas alturas, el simple cepillado o tratamientos similares quedarán con una eficacia muy baja y una eficiencia insignificante. La solución, por tanto, es dirigirse cuanto antes a una clínica veterinaria para un tratamiento a fondo.

   La mayoría de los casos se resuelven tras este tratamiento profundo. Otros, sin embargo, requerirán de más esfuerzo y hasta de la extracción de algunos dientes o colmillos, porque ya se ha pasado a la tercera fase de los malestares más recurrentes, que es la periodontitis.

Periodontitis

   La periodontitis es un término acuñado a la hinchazón de las encías, en humanos y animales. Normalmente, se manifiesta cuando el sarro o la placa han comenzado a poblar la base de los dientes, donde se une con las encías. Es un problema de cuidado, muy grave.

   La periodontitis puede notarse por el color anómalo de las encías. En estado normal, las encías tienen un color rosado intenso y uniforme. Cuando presentan problemas como la periodontitis, pueden estar en un color oscuro, o en un tono claro brillante, casi blanquecino. Esto se traduce como que el sarro ya ha poblado las zonas más sensibles en la base de los dientes, y es posible que estos ejemplares dentarios se caigan. También puede traducirse como una infección bucal alarmante, y el color blanquecino se traduce en bolsas de humedad producto del sarro.

Dificultades para el tratamiento

   Por si fuera poco, resulta muy complicado tratar a un perro con los métodos convencionales. A diferencia de los humanos, a quienes se puede persuadir con premios, o demás artimañas, las mascotas entienden el cepillado o el uso de spray en los dientes como un castigo.

Cepillar los dientes

   Es el tratamiento preventivo más usado, y por razones obvias, ya que guarda relación con el tratamiento preventivo que las personas usan. Sin embargo, como se comentó, a los perros les resulta contraproducente y muy incómodo que les cepillen.

   Además, la mayoría de los especialistas veterinarios convergen en la recomendación de que no se puede cepillar, con la regularidad humanamente normal, a un canino. Esto, sin dudas, dificulta las cosas.

Uso de spray

    Desde hace unos cinco años, el uso de sprays limpiadores se volvió una solución. O al menos, pudo ser considerada como tal. La principal problemática asociada al uso del spray era la rutina desventajosa hasta notar los resultados. Muchos usuarios comentaron no haber visto cambios palpables en los dientes de su mascota. Otros afirmaron que igual fue necesaria la intervención quirúrgica o la extracción de los dientes.

PlaqueOff: una solución definitiva

   PlaqueOff está hecho de algas marinas. Carece de un procesamiento extenso ni de productos químicos que puedan dañar la salud del canino. Por tal motivo, es recomendable.

   A diferencia de los métodos anteriores, donde de buenas a primera era necesario molestar a la mascota, abrirle la boca y cepillar o echar el spray, con PlaqueOff sólo basta tomar una o media cucharada del producto y mezclarlo con la comida del día. Este método deja todo en manos del perro, sin necesidad de que el amo esté en plan de fastidioso.

   Aunque su efectividad en caso de periodontitis es baja, dada la gravedad del asunto, puede eliminar el sarro y el mal aliento tras un mes de uso, siguiendo la dosis recomendada. Para tratamientos preventivos, PlaqueOff también es de buena usanza, ya que no hay contraindicaciones asociadas al uso prolongado en las mascotas.

   El bajo costo y la amplia disponibilidad del producto son un plus a considerar. Al final de la jornada, tu mascota lo agradecerá de la forma que sabe: sonriendo.

Emisor: www.thepetshopboys.es

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies