COMUNICADO: En la riqueza y en la pobreza

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

COMUNICADO: En la riqueza y en la pobreza

En la riqueza y en la pobreza
FREEPIK
Actualizado 17/11/2016 14:15:26 CET

Madrid, 17 de noviembre de 2016

Te tomo a ti, y prometo serte fiel, y cuidar de ti, en la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad.. Y rememorarlo cada poco tiempo para constatar cuán felices fuimos en el día más feliz de nuestras vidas. Organizar una boda no es fácil, ni tan complicado. Dicen que lo más difícil es dar el paso y tomar la decisión firme de darse el ‘sí quiero’. Luego viene lo demás, fijar la fecha y el sitio de celebración, tipo de ceremonia, banquete, trajes, exornos, invitados, logística y viaje de luna de miel entre otros flecos imprescindibles.

Lo primero es lo primero. Una vez habéis hecho cuentas y en aras de cumplir con el correspondiente protocolo, procede realizar la petición. Lejos de la ancestral tradición de pedir la mano al padre de la novia, hoy en día se llama así al acto que se celebra para que ambas familias se conozcan y ultimen detalles de la boda. El evento suele celebrarse en casa de los padres de la novia con una cena precedida de un intercambio de simbólicos regalos. Un acontecimiento sencillo, para que el compromiso se oficialice y para que salga perfecto, ya que se trata de un pequeño ensayo de la boda, es importante cuidar de los pequeños detalles, esos que se multiplicarán y se harán gigantes de cara al día señalado.

Con wedding o por tu cuenta

Aquellos que ven el desafío muy cuesta arriba toman el atajo más cómodo y contrata los servicios de un/a wedding planner. La verdad es que para muchas parejas, sobre todo las que tienen muchas ocupaciones, la organización de su enlace puede resultar bastante estresante. Y, ¿quién querría convertir un momento increíble en una carga? Los wedding planners surgieron con la finalidad de aligerar el estrés que supone la organización de una boda. Ellos se encargan de todos los detalles, grandes y pequeños; ayudan a crear un concepto, buscan opciones, lidian con proveedores y, finalmente, se encargan de que todo salga conforme a lo planeado. Suena bien, no tener que preocuparse por nada más que de decir “sí quiero”. Pero contratar un wedding planner tiene ventajas e inconvenientes que hay que tener en consideración.

A favor: un wedding planner con experiencia te permitirá relajarte en los meses previos a tu boda, y no preocuparte más que por decir qué es lo que te gusta y lo que no. No tendrás que negociar (o mejor dicho, pelearte) con un sinfín de proveedores, lo cual te permitirá ahorrar energía y tiempo. Además, suele conseguir precios especiales con los proveedores, lo que se traduce en un menor gasto. En contra: Librarse de estrés y tener una boda perfecta cuesta, ya que estos especialistas generalmente cobran entre un diez y un quince por ciento del presupuesto de tu boda. Si te gusta hacer las cosas “a tu manera”, quizá prefieras tomar el control de tu evento y hacerlo tal como lo tienes en mente. Podrías sentir que no estás suficientemente “conectada” con tu boda, y que el evento mágico realmente no fue creado por ti. Y es que por otra parte en ocasiones resulta muy satisfactorio ver el resultado de meses de esfuerzo.

Si prefieres no contratar a un especialista, puedes simplemente pedirle asesoría. Otra opción es pedirle a alguien cercano que te ayude con la organización, repartiendo de esta forma una labor que afrontada sólo por dos supondría mucho esfuerzo. Con todo, antes de solicitar los servicios de una wedding planner hay que valorar aspectos como el tamaño de la boda en lo que al número de invitados sobre todo), de cuánto tiempo dispones para planificar el evento, cuál es el presupuesto con el que cuentas y cuánto de organizada eres para afrontar el operativo sin que falte un detalle.

Sin foto sería fatal

Cualquiera que sea el modelo organizativo por el que te decantes, hay un aspecto que no debes pasar por alto a no ser que quieras que de ese día tan especial no quede más testimonio gráfico que un puñado de selfis, de calidad limitada, y alojados en la ‘nube’ con el peligro de perderse para siempre. Claro que no quieres eso.

Uno de los mejores recuerdos que puedes tener del día de tu boda son las fotografías. Contar con unas bonitas instantáneas de los mejores momentos al lado de familiares y amigos es fundamental. Por eso, es importante escoger un buen fotógrafo para el día de tu boda que sepa retratar esos momentos mágicos que vas a vivir y que son irrepetibles. Saber elegir bien a la persona o equipo que se encargará de captar la esencia del día es imprescindible si no quieres arrepentirte cuando ya sea demasiado tarde. Además, es importante tener en cuenta algunos aspectos para que el reportaje salga perfecto.

Antes que nada, debemos tener claro qué es lo que queremos, es decir, si queremos que el reportaje fotográfico sea mas clásico y elegante o si queremos un álbum mas moderno y espontáneo. También es importante si haces un listado a tu fotógrafo de los momentos que quieres que estén reflejados en el álbum, así como la ceremonia, el coctel, la entrega del ramo Una de las cosas mas comunes en los reportajes de bodas es que la boda empiece en la casa del novio y de la novia, es decir,que el fotógrafo vaya a amabas casas para fotografiar como la novia y el novio, en sus respectivas bodas, se visten. La idea del fotógrafo para este momento de la boda es perfecto ya que los novios solo lo podrán ver en video o en fotos.

Enfoca bien

Para elegir un buen fotógrafo de bodas es conveniente buscar y ver reportajes anteriores de los mismos. Te aconsejamos guiarte por reportajes fotográficos realizados anteriormente, así sabrás más o menos cómo trabaja y si lo que ves te gusta realmente. La fotografía para bodas profesional es cuestión de confianza, por eso es muy común que algún amigo o familiar te recomiende a alguien que plasmó con éxito un enlace. Por otro lado, si los contrayentes son conocidos, puede que la pareja de novios prefiera optar por otro fotógrafo para no ‘calcar’ el estilo del reportaje.

El fotógrafo juanmahache.com es distinto a todo lo que hayas podido ver con anterioridad. Con él se han casado innumerables parejas en Málaga, Marbella y Madrid, aunque realiza reportajes de boda por toda España. Se caracteriza por un tipo de fotografía diferente, proyectando bodas originales, únicas, con un estilo espontáneo, moderno y atrevido.

A Juanma Hache le fascina fotografiar bodas al aire libre, porque es fuera donde exprime la luz natural al máximo, logrando fotografías luminosas y con colores naturales. El resultado, bodas Vintage, intemporales, con muchos detalles y una decoración increíble –sobre todo en bodas celebradas en la playa o ceremonias en pleno campo y naturaleza-. Así, cuando pasado un tiempo revisáis el reportaje, seguís percibiendo la magia de ese día en el que os prometisteis para todos los días de vuestra vida.

Emisor: www.juanmahache.com

         

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies